miércoles, 13 febrero 2019
08:43
, última actualización
Local

El Metro obligará a levantar todo el Duque durante cinco años

Para la construcción de la estación del Metro en el Duque es “imprescindible abarcar la práctica totalidad de la plaza”. Es decir, que estará levantada por las obras durante, al menos, unos cinco años.

el 08 jun 2010 / 19:01 h.

TAGS:

Así reza en el anteproyecto de la línea 2 del Metro que los técnicos de la Junta ven más factible de realizar. Tras las prospecciones arqueológicas, se empezará a retirar todo, desde la estatua de Velázquez hasta las paradas de Tussam, el quiosco... No habrá mercadillo y el cajón de obras estará a sólo unos tres metros de El Corte Inglés. Eso sí, no hay fecha para que arranquen los trabajos, ya que este tramo no está entre los prioritarios.


Con todo, la futura estación más céntrica del Metro ya está sobre el papel y constituye todo un reto de ingeniería y construcción. En España, sólo en Barcelona se encuentran estaciones tan profundas: a 50 metros. El pozo de la estación precisa de la excavación de un gran agujero de 32 metros de diámetro. Para ello, se utilizarán pantallas de hidrofesas (que permiten una mayor profundidad que el tradicional sistema de pantallas, cut& cover). Para ejecutar los andenes se excavará en mina (a mano) entre 20 y 30 metros a ambos lados de dicho pozo. El resto del túnel lo hará la tuneladora. Así, una de las zonas más comerciales de Sevilla quedará tomada por las obras.

Y las dificultades son muchas: restos arqueológicos, edificios antiguos... Por eso la tuneladora no puede fallar. "Si se producen incidencias como falta de presión en la cámara, falta de relleno del hueco dejado por la sobreexcavación de la tuneladora o las margas aparecen meteorizadas o el contacto con las gravas está más bajo de lo previsto, los asientos son mucho mayores, del orden de los tres centímetros, lo que podría producir grietas en edificios antiguos o en mal estado", advierten los técnicos en el anteproyecto, que incluye un apartado sobre soluciones al tráfico en la fase de obras. En el caso del Duque, habría un carril libre (más estrecho que ahora) en la fachada de El Corte Inglés y dos, enfrente, aunque se podrían producir cortes según se requiera.

Entre los edificios a proteger están el antiguo convento de San Laureano, el palacio Conde Casa Galindo, Monsalves, el museo de Bellas Artes, la iglesia de San Gregorio, San Pedro, la Posada del Lucero, Santa Catalina... y, especialmente, la iglesia de la Anunciación, cuya cimentación ya está muy débil. El anteproyecto incluso recuerda los graves daños causados en los años 80 a la Casa Guardiola, en la Puerta Jerez, para no repetir errores.
los restos. Aun así, que el túnel del Metro se vaya a construir con tuneladora desde Plaza de Armas hasta Santa Justa evita "la realización de lesivos tratamientos de consolidación del subsuelo" y, según los ingenieros, la afección al patrimonio arqueológico se reduce pocos puntos: los pozos de extracción, emergencia y bombeo, así como a las estaciones.

El anteproyecto de la línea 2 incluso recoge que los restos arqueológicos condicionarán la obra: el vestíbulo de entrada a la estación estará arriba o abajo de los yacimientos romanos que se encuentren dependiendo de la profundidad de éstos. Lo más lógico es que se encuentren a una cota de menos cinco metros, por lo que el vestíbulo se construiría sobre dichos restos.

La profundidad de esta estación es una de sus desventajas. Seis ascensores (para 33 personas cada uno) tendrán que llevar al viajero a 50 metros bajo tierra. Se prevé que en hora punta bajen entre 100 y 200 personas. Se tardará cerca de tres minutos (2,5 metros por segundo). Descender por los nueve tramos de escalera será misión casi imposible, sobre todo si se tiene prisa.

  • 1