Local

El modelo español de trasplantes salvaría 20.000 vidas en Europa

Con la reforma del Código Penal que se debate el Congreso, el Gobierno perseguirá a quien reciba un órgano de procedencia ilícita.

el 23 mar 2010 / 20:55 h.

TAGS:

Un equipo médico trata el corazón antes de llevar a cabo el trasplante del órgano.

La nueva directiva europea sobre calidad y seguridad de órganos para trasplante, basada en el modelo español y que se aprobará a finales de junio, permitirá salvar la vida de 20.000 personas cada año en la Unión Europea (UE).

Así lo aseguró ayer la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, durante la inauguración de la Conferencia de Madrid sobre donación y trasplante de órganos, que se prolongará durante los próximos dos días y que reúne a autoridades sanitarias y expertos de los cinco continentes. El objetivo de esta normativa será lograr que la media de donantes de la Unión Europea se duplique, al pasar de los 18,1 por millón de personas actuales a los 34,4 que registra España, un país que desde hace 18 años es el de mayor tasa de donación del mundo.

En cuanto a la donación en vivo, Jiménez indicó en rueda de prensa que el ideal sería aproximar la media europea a los países escandinavos o al Reino Unido -con porcentajes superiores al 34%-, lo que permitiría liberar de la diálisis cada año a 2.000 personas. En España, la donación en vivo se situó en 2009 en un 10% mientras que la media actual de la UE es de un 18%. El director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, relató que cada día fallecen 12 europeos a la espera de un trasplante.

"Es necesario conseguir la autosuficiencia en la donación de órganos y por otro lado combatir el turismo de órganos", apostilló la ministra, quien recordó que España ya ha incluido la tipificación como delito de esta comercialización ilícita en la actual reforma del Código Penal. Y es que según las últimas modificaciones del Código Penal español, a partir de su aprobación se incluirá como delito el promover, publicitar o facilitar el tráfico ilegal de órganos humanos o su transplante.

También será castigado por este delito todo aquel que tenga conocimiento de que el órgano provenga del mercado negro y aun así acceda a su transplante. Estos cambios no afectarán sólo al territorio nacional, Jiménez apuntó que el español que viaje a otro país para obtener un órgano ilícito también "será perseguido" por este delito.

En 2008 se registraron en Europa un total de 8.946 donantes de personas fallecidas y 3.113 de donantes en vivo, lo que permitió realizar 27.809 trasplantes. Estas intervenciones, matizó, permitieron cubrir sólo el 46% de las necesidades de la población. Alrededor de 60.000 europeos estaban en lista de espera en 2008 para recibir un órgano y, de ellos, 4.371 murieron sin conseguirlo.

Jiménez explicó que, en la búsqueda de soluciones a esta situación, la nueva Directiva pretende impulsar una estrategia de colaboración que acorte las "grandes diferencias" que existen en la UE, permitiendo a 500 millones de personas mejorar su acceso a estas terapias. El responsable de la ONT apuntó que en el ranking mundial de donación y trasplante de órganos siguen a España países como Portugal, con 31 donantes por millón de personas; Bélgica, con 26; Francia, con 23,2, e Italia con 21,3. Frente a ellos, están Holanda, con 12,9 o Dinamarca, con 13,9. La ministra comentó que se pueden lograr objetivos prometedores colaborando con otros países y, como ejemplo, destacó el trabajo de la ONT en Latinoamérica, donde se han logrado incrementos muy significativos de un 20% en los últimos años.


  • 1