domingo, 21 abril 2019
12:46
, última actualización
Cultura

El músico Jaime Roldán crea su sello discográfico y se estrena con disco

Le tira la música, y no le ha ido mal. Sus letras las cantan Chenoa, Sergio Contreras... Pero él busca, además, satisfacer su lado más culto o espiritual. Es por eso que Jaime Roldán ha creado su propia discográfica, pequeñita pero suficiente como para permitirle desahogar su inquietud menos comercial.

el 26 dic 2009 / 20:45 h.

El músico Jaime Roldán, un buscavidas en pleno Aljarafe sevillano.

No cuesta nada imaginar a un artista exprimiéndose la sesera en busca de nuevos temas. Que ocurriera lo contrario, que sean las canciones las que le busquen a él, sería cosa de majaderos. Hasta ahora. Porque el músico sevillano Jaime Roldán ha creado su propia compañía discográfica: Canciones en busca de artistas.

La empresa se ha estrenado con la publicación del álbum Unidad de canciones intensivas, un título que, como el contenido del disco, nace de una mala situación personal por la que atravesó el artista. Valgan como pista las siglas del mismo: UCI.

Su nombre no es muy conocido, pero seguro que les suenan algunas de las estrellas mediáticas que han cantado sus composiciones, caso de Chenoa, Sergio Contreras, María Isabel... Este mismo año, ha compuesto junto a Jesús Domínguez la canción más descargada de la última edición del televisivo Operación Triunfo: Cómo me duele.

Este artista, que ha afincado su estudio de grabación en Espartinas, estudió Comunicación Audiovisual, aunque pronto se decantó por su pasión, la música.

A pesar de sus éxitos en el terreno más comercial del negocio, Jaime sintió que debía aparcar durante un tiempo su trabajo y embarcarse en una aventura con la que contar lo que sentía.

"La industria es muy cerebral, no permite demasiado espacio para lo emocional; muchas veces estás trabajando bajo unos patrones y lo que haces es que estás apagando fuegos", comenta. Por eso, decidió invertir todo su patrimonio y "hacer algo que de verdad me saliera de dentro".

Sin miedo a la crisis ni a la actual situación de la industria, Roldán se ha atrevido a abrir su propia discográfica, estrenándola con un álbum "mucho más interesante y profundo" y que se sale de sus habituales composiciones comerciales. Y se ha tenido que encargar absolutamente de todo: papeleo, licencias, promoción...

No obstante, reconoce las virtudes de la industria y los cánones comerciales, a los que prevé volver a no mucho tardar: "Me gusta hacer música comercial. Y yo disfruto. He hecho música infantil con María Isabel y María Figueroa, la de los pompones, y fue una experiencia", reconoce.

Sólo que le apetecía, al mismo tiempo, dar rienda suelta a un sentimiento musical más puro, que es del que ha brotado Unidad de canciones intensivas, con el que busca llegar a un público diferente sin la presión de tener que alcanzar una cifra de ventas.

Para interpretar sus 10 temas, Roldán ha buscado la colaboración de cantantes poco conocidos.

  • 1