sábado, 20 abril 2019
02:26
, última actualización
Local

El 'narco' asesinado en el 12 de Octubre carecía de vigilancia policial

El narcotraficante colombiano Leónidas Vargas Vargas, asesinado el pasado miércoles en un hospital madrileño, carecía de un dispositivo especial de vigilancia peses a encontrarse en situación de arresto domiciliario decretado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu.

el 15 sep 2009 / 20:57 h.

TAGS:

El narcotraficante colombiano Leónidas Vargas Vargas, asesinado el pasado miércoles en un hospital madrileño, carecía de un dispositivo especial de vigilancia peses a encontrarse en situación de arresto domiciliario decretado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu.

Fuentes de la Audiencia Nacional confirmaron ayer viernes que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 acordó el pasado verano dejar en libertad a Vargas bajo fianza de 200.000 euros dada su precaria situación sanitaria, ya que sufre hipertensión pulmonar. Los facultativos le auguraban una corta esperanza de vida y precisaba de un aparato dispensador de oxígeno que debía ser calibrado de forma periódica en un centro médico.

Esta situación no prevé la adopción por el juez de ninguna vigilancia especial durante la estancia del reo en el hospital. No obstante, las mismas fuentes precisaron que Vargas ha estado dando cuenta a la Sala de lo Penal de sus traslados al hospital. Además, la Policía vigilaba de vez en cuando el cumplimiento por su parte de su arresto domiciliario.

El juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, le procesó como responsable de una organización que trasladó hasta el puerto de Valencia un contenedor con media tonelada de cocaína oculta en piñas. Fuentes jurídicas señalaron también que Vargas nunca mencionó al juez instructor que se encontrara amenazado. El pasado verano fue puesto en libertad, poco antes de que concluyera la instrucción de la causa tramitada contra él y otros nueve miembros de su organización, entre ellos su hijo, a quien en alguna ocasión se le ha dado permiso para visitar a Vargas.

Antecedentes policiales. Vargas se escondía en Brasil de las órdenes de busca y captura dictadas contra él por varios países como Estados Unidos o Colombia. Aún así, el asesinado viajaba continuamente obsesionado con obtener su curación. Su detención en España, en julio de 2006, se produjo tras tener conocimiento las fuerzas de seguridad de la existencia de una cita médica en Madrid, donde Vargas voló procedente de Alemania.

El sumario por el cargamento de cocaína llegado a Valencia se encuentra en la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional, que el pasado 15 de diciembre dio traslado a la Fiscalía Antidroga para que presente su escrito de acusación. Seis de los imputados se encuentran actualmente en prisión preventiva, y otros tres en libertad.

Tras el asesinato de Leónidas Vargas Vargas, 'El Viejo', la juez número 17 de Madrid, María Luz García, ha abierto diligencias previas para investigar la muerte del narcotraficante, y la magistrada tiene ya en su poder el informe médico del centros sanitario, que acredita que la muerte se produjo por arma de fuego.

Por ahora no se ha decretado el secreto sumarial y el juzgado se encuentra a la espera de recibir el informe de la autopsia de Vargas. Una vez recibido el estudio, así como más datos policiales, la juez decidirá cómo continúa el procedimiento.

El abogado encargado del caso del narcotraficante es Ignacio Peláez, ex fiscal de la Audiencia Nacional y ex juez de enlace con Italia.

  • 1