lunes, 25 marzo 2019
09:13
, última actualización
Economía

«El pan es baratísimo en Andalucía»

Una treintena de compañías que aglutinan en torno al 90 por ciento de la producción nacional y con una facturación de 1.050 millones de euros.

el 25 may 2014 / 00:27 h.

TAGS:

Vivimos un buen momento». La recuperación del consumo del pan nuestro de cada día en los hogares españoles devuelve el optimismo a la industria de fabricación de pan, en especial el de masas congeladas, la rama que más crece frente a los obradores tradicionales. Felipe Ruano reconoce que la crisis afectó, pero así, con el verbo colocado en pasado. Felipe Ruano. Felipe Ruano. Andalucía. ¿Pan caro o barato? Baratísimo, sobre todo en Sevilla. En la comunidad hay zonas enteras dominadas por el low cost. Encontramos ofertas permanentes de una bolsa de cinco vienas a un euro que son impensables en el norte de España, donde, como mínimo, valdría el doble. Sí, quizás en el norte son más exigentes con el pan y están dispuestos a pagar más. Pero en Sevilla también tenéis muy buenos panaderos. Y por algo Alcalá de Guadaíra era Alcalá de los Panaderos... Cualquiera es hoy día un panadero... Panadero no, sí vendedor de pan. Es un negocio muy simple que, sin dejar mucho dinero, es un complemento. Cualquier establecimiento multiprecios (comercios asiáticos) instala un hornito donde calienta la masa congelada y vende pan caliente a cualquier hora del día. Y es así como en una sola manzana puede haber cinco, seis o siete puntos de venta. Las panaderías tradicionales combinan además el pan con otros alimentos con mayor margen o los panes estándar con otros más caros, más rentables. Y nuevas cadenas especializadas en bollería con pan. Sí, y en Cataluña, por ejemplo, funcionan muy bien, con una buena presentación. Tienen el pan más barato, pero también los tienen llamativos y más rentables, y ya se sabe que el cliente suele picar... ¿La crisis ha afectado? Sí, claro, pero no nos ha arrollado. De hecho, tras una caída brutal del consumo, ha vuelto a repuntar. El pan, además, es un negocio lógico: casi todos comemos. No es extraño que muchos fueran los obreros de la construcción que abrieran puntos de venta tras quedarse en el desempleo. ¿Por qué? Somos un sector barato, enraizado y que tiene cierta seguridad en el trabajo y el consumo, además, está creciendo. El panadero tradicional es... Eso, muy tradicional. No nos podemos quedar anclados en el pasado, hay que innovar. Pocos grandes industriales en Sevilla. Pero están muy bien preparados, posicionados y trabajan con una muy buena calidad. ¿Lo barato va por barrios o por ciudades? Da igual... Córdoba y Sevilla son baratas en comparación con Bilbao o Barcelona, pero también Granada es diferente respecto a las otras ciudades andaluzas. Dentro de Madrid, por ejemplo, hay mucho precio caro y mucho precio barato.

  • 1