martes, 13 noviembre 2018
04:22
, última actualización
Local

El parque del V Centenario abre sus puertas con cinco años de retraso

Este nuevo espacio verde cuenta con 12,5 hectáreas, alberga más de 2.500 naranjos y ha requerido una inversión que ronda los 3,5 millones

el 27 feb 2012 / 20:13 h.

TAGS:

Recorrerlo en su totalidad requiere un buen paseo. Son más de 12 hectáreas las que ocupa el parque del V Centenario, y que la ciudad de Utrera disfruta por fin. Con cinco años de demora sobre lo previsto inicialmente, ayer abrió sus puertas el mayor recinto de ocio y zona verde con el que cuenta la localidad. Lo hizo coincidiendo con la celebración de los actos conmemorativos del Día de Andalucía.

La izada de la bandera, los sones del himno andaluz y el reparto de café y mostachones gigantes marcaron la tarde en esta zona verde situada en el entorno del santuario del Consolación.

La inversión total en el parque hasta el momento ronda los 3,5 millones de euros, habiendo servido para acometer la urbanización completa del antiguo y centenario naranjal sobre el que se asienta. El recinto, que toma su nombre del aniversario que vivió Utrera en 2007 en torno a la llegada de la patrona al municipio, ha sufrido diversos retrasos y dificultades en la adjudicación y desarrollo de los trabajos que, unidos a la ampliación de las actuaciones desarrolladas, han hecho que sea ahora cuando se abra al público.

El citado parque sirve de conexión natural entre la nueva zona residencial conocida como Los Ruedos de Consolación y el resto de la ciudad, a través de un viario principal que conecta el santuario con la avenida de Salvador de Quinta.

La parcela alberga más de 2.500 naranjos, algunos de ellos centenarios, así como otras especies que se han ido plantando recientemente. De igual modo, se han recuperado las históricas albercas que suministraban el agua de riego al naranjal originario. El recinto también dispone de un espacio dedicado a huertos sociales, en los que ya existen casi 90 parcelas.

Con respecto a la apertura de esta zona verde, el regidor utrerano, Francisco Jiménez (PA), destacó ayer que para él tiene un significado especial, "porque fue la primera decisión que tomé como alcalde, un lunes 7 de julio de 2003, cuando decidí no autorizar su construcción hasta que logramos aumentar el tamaño del parque desde las 7 hectáreas iniciales hasta las 12,5 hectáreas con las que cuenta actualmente". Según recordó, en 2002, estando en la oposición, lideró una campaña que, bajo el lema Consolación verde, recogió más de 4.000 firmas destinadas a frenar el desarrollo urbanístico de la zona y proteger la trasera del santuario.

  • 1