miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Local

El Potaus condiciona la ejecución del 25% de las áreas de oportunidad

La construcción de la  SE-40 y las mejoras en la A-49 marcarán los plazos de 14 grandes proyectos

el 09 dic 2009 / 18:23 h.

TAGS:

Más de un pueblo tendrá que armarse de paciencia para ejecutar los grandes proyectos previstos en el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus). Una cuarta parte de las áreas de oportunidad deberá esperar a la construcción de infraestructuras, sobre todo la SE-40, y a mejoras en otras carreteras.

 

Si no hay infraestructuras, no hay área de oportunidad. En un intento para garantizar el desarrollo sostenible de las áreas de oportunidad, la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio incluye una serie de requisitos previos "indispensables" antes de comenzar las obras de estos proyectos, considerados la "piedra angular" del Potaus.

Los condicionantes plasmados en el documento son de todo tipo: desde la redacción de planes de movilidad hasta conocer si afectará al tráfico aéreo o descartar si los suelos escogidos -como ocurre en el caso de las áreas de oportunidad de La Algaba y Palomares del Río- corren el riesgo de sufrir en un futuro inundaciones.
Pero, sin duda, la ejecución de las áreas de oportunidad dependerá, sobre todo, de la culminación de las mejoras previstas en las principales vías de comunicación del área metropolitana y, por supuesto, de la construcción de la futura ronda de circunvalación de Sevilla.

La gran infraestructura que determinará los plazos de las áreas de oportunidad será la futura SE-40, de la que actualmente se están ejecutando los primeros tramos. Sin su puesta en servicio, habría áreas de oportunidad productivas que dejarían de tener su razón de ser, ya que necesitan de una buena vía de comunicación para su mejor rendimiento. Un ejemplo claro al respecto son las dos áreas de oportunidad de Almensilla: el Campus de Actividades Empresariales y otra residencial con previsión de 1.000 viviendas.

La SE-40 también influirá en el desarrollo del centro comercial de Aprocom en Espartinas, que necesitará la ejecución previa del nudo de acceso; la plataforma logística de Alcalá de Guadaíra, que esperará igualmente otra serie de actuaciones en la A-92; el centro de transportes de mercancías de Majarabique en La Rinconada; el polígono La Isla; y, por último, el de Los Llanos de Salteras, que también vigilará la construcción de un enlace de la Autovía de la Plata (A-66) con la N-630.

La reforma de la autopista Sevilla-Huelva (A-49) y sus accesos también influirá de forma decisiva en los plazos de ejecución de hasta siete áreas de oportunidad de los municipios de la segunda corona del Aljarafe. Varios de ellos, como la Ciudad del Agua de Carrión de los Céspedes, se limitan a la mejora del acceso a esta vía de comunicación. En la misma tesitura están el futuro centro empresarial de Bollullos de la Mitación y las dos áreas de oportunidad de Umbrete, tanto la residencial de 1.000 viviendas como el parque empresarial del Aljarafe, que están a expensas del compromiso de la Junta de Andalucía de ampliar un enlace a la A-49 que costará cerca de un millón de euros.

Pero las áreas de oportunidad no sólo estarán condicionadas a reformas. Otros proyectos, como el parque empresarial que compartirán Huévar del Aljarafe y Benacazón, donde previsiblemente se ubicará la ciudad deportiva del Betis, y el parque tecnológico de Sanlúcar la Mayor, estarán a la espera de que el Ministerio de Fomento apruebe la ejecución de un acceso más en la citada autopista. También está en esta misma situación el área de oportunidad residencial de Huévar del Aljarafe, con 500 viviendas, que no sólo depende del nuevo enlace, sino de que comiencen las obras del parque empresarial en sí.

El consejero Juan Espadas remarcó recientemente que la estrategia del Potaus está orientada a conseguir una redistribución de la población, el empleo y la productividad. En otras palabras, idear un "urbanismo diferente al desarrollado en los últimos tiempos en puntos de la aglomeración urbana", en clara alusión a sectores de la Gran Sevilla como la comarca del Aljarafe.

Entre los garantes de sostenibilidad, resaltó que las 69 áreas de oportunidad del documento requerirán de un estudio previo de movilidad en el marco del Plan Metropolitano de Transportes y, las residenciales también irán avaladas por otro informe que acredite la ejecución previa de las infraestructuras de conexión con el resto del municipio.

El Potaus ordenará los 46 municipios de la Gran Sevilla y contempla el desarrollo de 6.560 nuevas hectáreas con fines productivos, así como la construcción de 54.800 viviendas, de las que entre el 60% y 70% serán de VPO. Esa cifra supone el 50% de la demanda identificada por el Instituto de Estudios Avanzados Sociales de Andalucía (IESA) para el área metropolitana.

  • 1