Local

El PP-A dice ignorar que la empresa investigada trabajó para el partido

El PP andaluz defendió ayer la "legalidad" de sus facturas después de que se destapara que una empresa que trabajó para el partido en 2004 no justificó a la Cámara de Cuentas los servicios.

el 15 sep 2009 / 22:27 h.

TAGS:

El PP andaluz defendió ayer la "legalidad" de sus facturas después de que se destapara que una empresa que trabajó para el partido en 2004 no justificó a la Cámara de Cuentas los servicios. La formación de Javier Arenas aseguró que se enteró de este hecho el lunes porque el órgano fiscalizador "siempre" ha dado el visto bueno a sus gastos.

"El PP tiene las cuentas claras de la A a la Z. Es el único partido que tiene todo justificado y que no le debe un euro a nadie, ni a proveedores ni a entidades financieras". Con estas palabras, Arenas quiso dejar claro que su partido se encuentra en la "más absoluta de las legalidades", después de que la investigación de la Audiencia Nacional sacara a la luz que una de las empresas que prestó servicios a gobiernos del PP a cambio de un supuesto trato de favor no justificó a la Cámara de Cuentas los trabajos que hizo para el PP andaluz en 2004. Se trata de la empresa de publicidad Rialgreen, que cobró a esta formación 520.491 euros por la campaña de Teófila Martínez en las autonómicas.

Pese a que el órgano fiscalizador detectó la falta de justificación en 2004, los populares andaluces aseguraron haber conocido el asunto el lunes. ¿El motivo? El partido dijo desconocer que Rialgreen había trabajado para él. El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, explicó que la formación contrató para las elecciones a otra gran empresa de publicidad, McCann -la misma que trabajó en esos comicios con la dirección nacional del partido-, que, a su vez, presta los servicios a través de una Unión Temporal de Empresas (UTE) llamada Trece. Dentro de esa UTE se encontraba Rialgreen pero, según Sanz, "nunca" tuvieron relación directa con esta compañía, sólo con McCann.

El dirigente añadió que el protocolo del partido es pedir a las empresas que trabajan para él que entreguen toda la documentación a la Cámara de Cuentas, cosa que Rialgreen no hizo. Arenas puntualizó que el órgano fiscalizador "nunca ha puesto reparos de ningún tipo" a su formación. Para la última campaña de las autonómicas con Arenas como candidato, el PP cambió a McCann, que también diseñó campañas para la Junta, por una empresa de Málaga.

Mientras el presidente de la Junta, Manuel Chaves, cree que el PP tiene "un problema muy grave dentro de sus filas" y pidió a sus dirigentes que expliquen la supuesta trama de corrupción, Arenas anunció que su partido va a comprobar "cuántas adjudicaciones" se han llevado de la Junta las agencias que hacen las campañas electorales al PSOE.

  • 1