domingo, 18 noviembre 2018
17:55
, última actualización
Local

El PP-A mantiene que eliminará impuestos pese a la subida de Rajoy

Descarta que el Ejecutivo vaya a suprimir la financiación prevista en el Estatuto andaluz, tal y como amagó el pasado viernes

el 03 ene 2012 / 21:05 h.

TAGS:

Arenas, acompañado por los ministros de Empleo y Agricultura, Fátima Báñez y Miguel Arias Cañete, ayer en Córdoba. / salas (efe)
2012 ha empezado con un cambio de roles en los partidos. Si hasta ahora los dirigentes del PP andaluz se dedicaban a criticar la gestión de los Gobiernos socialistas, hoy les toca defender las duras medidas del Ejecutivo de Rajoy para contener el déficit público. A ello dedicó ayer el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, su primera rueda de prensa del año. Destacó que el Gobierno ha "cogido el toro por los cuernos con decisión" para acometer las reformas "necesarias". Sobre la subida de impuestos que el PP siempre rechazó, Sanz argumentó que se trata de una medida temporal de dos años que no toca a los "más desfavorecidos". Descartó que el PP-A vaya a aumentar la presión fiscal si gobierna en Andalucía e, incluso, mantuvo el compromiso de Javier Arenas de eliminar hasta cuatro impuestos creados por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán: Sucesiones y Donaciones, la subida del tramo autonómico del IRPF, bolsas de plástico y canon del agua.

 

Por la tarde, el PP-A celebró su primera junta directiva regional del año en Córdoba, a la que asistieron dos de los tres ministros andaluces, Fátima Báñez (Empleo) y Miguel Arias Cañete (Agricultura). En el acto, Arenas coincidió en elogiar que el Gobierno de Rajoy "no se haya escondido ante la situación tan difícil que ha heredado" y haya tomado decisiones valientes ante una sociedad "harta de mentiras y medias verdades".

Los populares se escudan en la "gran mentira del déficit de los socialistas" para justificar los ajustes. "El PP se ha encontrado una España mucho peor de lo que dijeron", reiteró Antonio Sanz. Se refiere a que el déficit se ha disparado al 8% y no al 6%, con lo que el Estado debe recortar 38.000 millones para cumplir con Europa. El número dos del PP andaluz insistió en que, pese a este panorama, el Gobierno "ha subido las pensiones, ha blindado las prestaciones por desempleo, la sanidad y la educación, para frustración de Griñán, que hubiera deseado lo contrario". ¿Y qué pasará en Andalucía si el PP gana las autonómicas? Sanz descartó que vayan a imitar a Rajoy y aseguró que su partido "mantiene los compromisos" de bajar o eliminar impuestos.

La ofensiva fiscal es la piedra angular del programa de Arenas para las autonómicas y supondría un balón de oxígeno a pymes y autónomos, dos de los colectivos que el PP más ha prometido ayudar. Arenas ha repetido machaconamente que Andalucía es la comunidad donde se pagan más impuestos y que así no se sale de la crisis. Los impuestos que se ha comprometido a suprimir si llega a San Telmo suman unos 500 millones de euros de ingresos atendiendo a las cifras del Presupuesto de 2011. Arenas no ha concretado, en cambio, de dónde recortaría para cumplir con las exigencias de Bruselas. Ayer su número dos mostró su "preocupación por el incremento del déficit en Andalucía", fruto de la "gran farsa presupuestaria" de la Junta. Pero, ni en el caso de que el PP heredara unas cuentas peores de lo que imagina, subiría los tributos, insistió Sanz. Eso sí, matizó que lo que "nunca" haría Arenas sería una "subida generalizada de impuestos", como puede ser la del IVA, que Sanz cree que el Ejecutivo central "no baraja" de momento.

Estatuto. También negó rotundamente que Rajoy vaya a eliminar la financiación prevista en el Estatuto andaluz, que reconoce inversiones a la comunidad según el peso de su población. Este recorte estaba incluido en la referencia del Consejo de Ministros del pasado viernes pero se rectificó. Sanz garantizó que "no está previsto que se produzca este escenario" y eludió fijar la posición del PP-A en caso de que se aprobara la medida. Según él, los ajustes demuestran que el "Gobierno no está jugando a intereses electorales" y no va a esperar a que pasen las a autonómicas para llevar a cabo el tijeretazo. También descartó que los recortes perjudiquen electoralmente al PP-A. "La sociedad los comprende", apostilló.Desde Córdoba, Arenas reiteró que cuando "se cuadren las cuentas y se reforme la administración pública" pedirá al Gobierno un nuevo sistema de financiación autonómica, puesto que "la injusticia" por la renta per cápita en relación con otras comunidades autónomas como Cataluña "no se puede aceptar".

Griñán: "El PP debería pedir disculpas por engañarnos"

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, auguró que el Gobierno central "no hará todo lo que tenga que hacer hasta que se celebren las (elecciones) andaluzas", lo que significaría "engañar a priori", como, a su juicio, ha ocurrido con el "cambio de discurso del PP" tras las generales. "No puede decir que la situación es peor de lo que decían", afirmó ayer Griñán en Jaén preguntado por la desviación del déficit. Recordó que antes de las elecciones el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, "dijo que estábamos al borde del precipicio" y el líder del PP-A, Javier Arenas, apuntó a un estado de "bancarrota". "Simplemente nos engañaron, dijeron lo que dijeron y han tenido que hacer lo contrario de lo que decían porque había unas elecciones", aseguró. El presidente vaticinó que "tampoco harán todo lo que tengan que hacer hasta que se celebren las andaluzas" y recordó las críticas del PP a Zapatero, "sobre todo cuando dijeron que la mayor locura del mundo era subir impuestos", algo que al llegar al Ejecutivo han acometido ellos. El PSOE denunciará en 15 ruedas de prensa simultáneas, una de ellas en Andalucía, la "asfixia" de las medidas de Rajoy a las comunidades. Griñán consideró que "no sería malo que pidieran disculpas de lo que habían dicho y se hubieran dado cuenta de que había que ser compresivo con una crisis" financiera e internacional que "obliga a tomar medidas". Grián también animó ayer a los posibles candidatos a la Secretaría General del PSOE (Alfredo Pérez Rubalcaba y posiblemente Carme Chacón) a "hablar mucho más de política y menos de poder".


  • 1