martes, 26 marzo 2019
11:29
, última actualización

El ministro de Interior rechaza el escrache a Díaz

El PP-A pide explicaciones sobre los "zarandeos" y la "actitud violenta" de los escoltas de la presidenta de la Junta.

el 28 oct 2013 / 13:58 h.

escrache Susana cuadrada copiar El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha mostrado este lunes "radicalmente en contra" de cualquier acto de intimidación tras el incidente entre la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y alcaldes del PP en Málaga, y ha recordado que cuando los han vivido cargos populares otros partidos no se quejaban, según sus palabras. En declaraciones en Barcelona en la entrega de una condecoración a un guardia urbano, el ministro ha reflexionado: "Todo lo que signifiquen actos de intimidación, acoso, violación del derecho a la intimidad personal y familiar y a la inviolabilidad del domicilio han de ser rechazados", aunque ha indicado que valorará el caso en su comparecencia en el Congreso. Sin embargo, ha hecho hincapié en "que algunos cuando esto les pasaba a personas de otros partidos no se quejaban e incluso algunos lo alentaban". "Estas conductas deben ser rechazadas con independencia del color político", y ha recordado que cuando un acto es ilegal lo es para todos, ha dicho, además de insistir en el respeto institucional por la presidenta de Andalucía. Ha considerado que en este caso, tras hablar con la Delegación del Gobierno en Andalucía, "no ha sido el Cuerpo Nacional de Policía quien ha fallado" porque la seguridad de la presidenta recaía en la unidad adscrita de la Policía a la Junta de Andalucía y en ningún momento se les notificó esta misión. El portavoz del PP-A en el Parlamento andaluz, Carlos Rojas, ha  criticado este lunes que la presidenta de la Junta de Andalucía,  Susana Díaz, se negara a atender a los alcaldes de la provincia de  Málaga el pasado sábado y le ha pedido explicaciones por los  "zarandeos" que sufrió el vicepresidente cuarto de la Diputación  malagueña, Francisco Oblaré, que ha presentado una denuncia por  lesiones en el juzgado. Al ser preguntado sobre si apoya o no la protesta, Rojas ha  indicado en rueda de prensa que lo que tiene que hacer la presidenta  del Ejecutivo andaluz es "bajarse a la realidad" y ser consciente de  los problemas que existen en muchos ayuntamientos de la comunidad  autónoma con la prestación de servicios básicos "porque la Junta no  paga". "Todo habría quedado en nada si la presidenta hubiera atendido  a los alcaldes", ha considerado el portavoz, quien ha recordado que  en otras ocasiones ministros del PP han escuchado las demandas que le  han planteado alcaldes o cargos socialistas. Para Rojas, los socialistas "se han montado una película con esto,  sencillamente por no están a la altura, no están en la realidad, y  están prácticamente en una nube con un discurso vacío". Ha criticado  en ese sentido que Díaz debería ser consciente de los "problemas  gravísimos" de los ayuntamientos andaluces para afrontar los  servicios que sostienen el estado de bienestar y que la Junta "debe  pagar como es su competencia". "De ese problema no se han pronunciado  los socialistas", ha censurado. Asimismo, ha pedido explicaciones sobre los "zarandeos" y la  "actitud violenta" de los escoltas de la presidenta de la Junta con  el vicepresidente de la Diputación, "que sólo quería trasladarle una  petición", mientras ella "miraba hacia otro lado". "Esa no es la  actitud que se demanda de un gobernante, la actitud debería haber  sido de diálogo, y no la de dar la espalda a los alcaldes", ha  concluido.

  • 1