El PP de Dos Hermanas designa a una candidata que es desautorizada por el provincial

La Ejecutiva provincial desmiente que se haya elegido a un cabeza de lista, pese a que el comité electoral local aprobó por unanimidad su designación.

el 03 oct 2014 / 11:00 h.

Manuel Alcocer. Manuel Alcocer. La renuncia de Manuel Alcocer a repetir por tercera vez como candidato a la Alcaldía de Dos Hermanas ha desatado una tormenta política en el seno del PP. La razón de este desencuentro es que la Ejecutiva provincial de los populares no comparte la apuesta del comité ejecutivo local para la cita electoral en mayo de 2015. El PP nazareno se reunió el pasado martes para constituir el comité electoral que aprobó por unanimidad designar a María Fernanda Torres, abogada de 48 años de edad, como la nueva cabeza de lista. Sin embargo, esa decisión, ratificada en acta, se ha topado con la desautorización del PP provincial que, a través de un comunicado, «desmiente rotundamente» que ya se haya elegido al relevo de Alcocer. Y, es más, remarca que manejan «varias alternativas» y que la última palabra no la tiene el órgano local, sino que se tomará en el Comité Electoral Andaluz, «el órgano del partido que aprueba o modifica las propuesta que efectúa el comité electoral provincial de las candidaturas en localidades de más de 20.000 habitantes, nunca a través de comités locales». Dicho de otra manera, según la lectura del reglamento que se hace desde la sede provincial de Rioja, el PP nazareno puede proponer, pero el que dispone es el PP provincial y el que decide es el regional. Y, en ese transitar, elPP de Sevilla insiste en que «ya está trabajando en varias alternativas» y que se notificará la decisión «en cuanto tengamos decidido al candidato». Esta rectificación del PP provincial se difundió a través de un comunicado y se plasmó incluso en las redes sociales del PP de Dos Hermanas. Y aunque el desmentido es oficial, no es compartido de puertas para adentro en el seno del PP nazareno. Fuentes de la formación recelan de esta postura adoptada por la Ejecutiva provincial presidida por JuanBueno y consideran que su elección de la candidata fue «plenamente legal y legítima».De hecho, mantienen que el perfil de Torres «es el idóneo» para contrarrestar unos sondeos que colocan al partido con escasas opciones de obtener una mayoría con la que poder gobernar en un feudo vetado históricamente para el PP. Es más, confían en ese perfil como relevo de Alcocer porque se trata de una persona originaria del municipio y no un candidato de fuera –más conocido como cunero– que, aunque pueda tener más nombre a nivel provincial, no suele dar mejores resultados en las encuestas y en las urnas. La desautorización del provincial ha pillado desprevenida incluso a la propia candidata. Este periódico se puso en contacto con María Fernanda Torres, que confirmó que el pasado martes el comité electoral le notificó que había sido designada por unanimidad para optar a la Alcaldía de Dos Hermanas por el PP, en una decisión que se tomó tras haberse presentado «varios nombres».Al informarle del comunicado emitido por el PP provincial, esta se remitió a la decisión de sus compañeros. «Sólo puedo decir que mi partido en Dos Hermanas me quiere como candidata y así se refleja en el acta que me entregaron», señaló, a la par que defendió sus raíces nazarenas. «Me hace ilusión presentarme, ya que he nacido en Dos Hermanas, resido aquí y trabajo aquí», repitió en varias ocasiones. Este enfrentamiento se produce a consecuencia del vacío que deja en la formación Manuel Alcocer. El dirigente popular, que en el pasado ya dijo que, de alcanzar la Alcaldía, no estaría más de ocho años, ha decidido dar el paso atrás, pero sin haber conseguido ese objetivo. Concurrió como cabeza de lista en las elecciones de 2007 y 2011, obteniendo el mayor ascenso histórico de la formación, pasando en ocho años de 7.575 a 15.704 votos.

  • 1