miércoles, 14 noviembre 2018
22:39
, última actualización
Local

El precio del metro cuadrado del alquiler de oficinas sigue cayendo

En sólo tres años se ha depreciado un 16,7% por la mala situación económica y por la creciente oferta de nuevos inmuebles.

el 08 dic 2011 / 21:15 h.

TAGS:

Parque empresarial de Nuevo Torneo.

El parón de la economía está repercutiendo directamente en el precio del alquiler de las oficinas del área metropolitana de Sevilla, que desde 2008 está en caída libre. En tres años, desde 2008 a 2010, el metro cuadrado del alquiler se ha depreciado en un 16,7%, según el informe sobre el sector inmobiliario terciario de Sevilla de los asesores inmobiliarios Inerzia .

Sólo en 2010 descendió un 5,4% con respecto del año anterior, siendo la zona de Nervión donde este abaratamiento fue más acusado, con una bajada de los precios de casi el 7%. De hecho, según este informe, actualmente en algunas zonas hay oficinas que tienen rentas similares a las que se pedían en 2001, sólo en la zona de los Remedios y Sur han crecido notablemente en la última década, aunque en 2010 tampoco se libraron de los malos vientos al caer un 4,3% y un 6,4% respectivamente. En Los Remedios el año pasado se pagaba una media de 10,7 euros el metro cuadrado y en la zona Sur 10,3 euros.

El precio medio de alquiler más bajo estaba en Dos Hermanas, a 5,9 euros el metro cuadrado, seguido de la zona Norte de Sevilla (6 euros) y el Aljarafe (6,7 euros). Las oficinas más caras se encontraban en 2010 en La Cartuja (12,1 euros) seguido del centro de Sevilla a 11,2 euros el metro cuadrado.

La oferta crece. Pero de esta bajada de los precios del alquiler no sólo tiene culpa la crisis económica, también tiene mucho que ver la oferta y la demanda, puesto que a pesar del frenazo económico y del escaso o nulo interés por montar un negocio, se calcula que este año se habrán podido incorporar al mercado unos 52.000 nuevos metros cuadrados, una cifra que llegará a los 182.435 metros cuadrados en 2014, a pesar de que en 2010 el porcentaje global de ocupación de los 1.285.298 metros cuadrados disponibles era del 83,5%, un 1,8% menos que en el ejercicio anterior. Es decir, es prácticamente imposible que este stock se pueda absorber a corto plazo.

La zona con mayor nivel de ocupación es Nervión con el 94% frente a Dos Hermanas, donde no se llega al 50% o el Aljarafe que ronda el 80%.

Esto es, la tasa de disponibilidad continúa incrementándose y ya están prácticamente olvidadas los índices del 6% que se daban en los años 2006-2007, cuando la crisis económica no era tan grave y la oferta no era tan elevada.

Ante esta situación, Inerzia en su informe es más que pesimista sobre la evolución de los precios debido a este desaforado stock, fundamentalmente en la periferia de la ciudad y en el área metropolitana. A esto se suma que lo que se ofrece son pequeños módulos, cuando en realidad lo que Sevilla y su área metropolitana necesita son modelos de oficinas más flexibles, que se adapten a las necesidades de las compañías que demandan grandes superficies, con servicios como salas de reuniones, salones multiusos, office común, vídeo-conferencia, y guardería, entre otros, que aportan valor y son factores que tienen en cuenta determinadas compañías.

Esta situación ha provocado también que numerosos proyectos se hayan paralizado o ni tan siquiera se hayan comenzado a ejecutar por las escasas posibilidades de tener éxito. Esto ha ocurrido fundamentalmente en la periferia de Sevilla y en el área metropolitana y es que en la actualidad ni la promoción de edificios para oficinas en las zonas más interesantes del área metropolitana como Nervión o La Cartuja garantizan su éxito de ocupación.

Por todo ello, según Inerzia, la bajada del precio de las rentas medias aun no ha tocado fondo. Todo hace prever que la gran oferta disponible, fundamentalmente en algunas zonas periféricas, junto a la actual situación económica, hará que los precios continúen descendiendo.

A esto se une que los propietarios de los edificios de oficinas que están ocupados, para no perder a sus inquilinos están negociando a la baja los alquileres y mejorando las condiciones de los mismos, de esta forma consiguen que sus clientes no tengan la tentación de marcharse a otros inmuebles de los muchos que en la actualidad están disponibles en la provincia.

  • 1