lunes, 22 abril 2019
23:41
, última actualización
Cultura

El Prêt à Porter conquista la pasarela del Casino

Continúa la V Semana de la Moda de Sevilla en el Casino de la Exposición. Tras el homenaje a Petro Valverde del lunes, ayer le tocó el turno al Prêt à Porter.

el 06 oct 2009 / 20:26 h.

Pasarela Sevilla de Moda.

Las puertas del Casino de la Exposición se volvían a abrir ayer para acoger una nueva sesión de moda y glamour en la V Semana de la Moda de Sevilla con el Prêt à Porter. Sobre las 12.30 horas la sala estaba prácticamente llena, con la ayuda de las atentas azafatas que se encargaban de acomodar al público y de que todo fuese sobre ruedas. El calor que producía la espera era paliada con los folletos informativos como improvisados abanicos.

Con unos minutos de retraso, como exige el directo, el cañón de luz se centraba en la primera modelo que tomaba la pasarela, la más nerviosa por ser la que rompía el hielo. Desfilaban los diseños de Tonalá, firma que aúna varios modistos sevillanos, mostrando una colección para la próxima temporada primavera/verano basada en el relax vacacional. Los colores ácidos como los naranjas y los rojos intensos iluminaban la pasarela blanca y jugaban con el contraste de estampados y los colores suaves.

Tras el primer desfile todavía se sentían los nervios sobre los enormes tacones, más aún cuando se disponía de menos de un minuto para cambiar totalmente de aspecto. Era el turno de Dolcezza, con María Ángeles de los Santos a la cabeza. La firma presentó prendas elaboradas en algodón, destacando la cintura y sus tonos rojos y negros combinados de manera alegre.

La firma Creasur, fundada en 1979 por José Antonio Díaz Cantelar, mostró el encanto sobre la tarima con sencillez y elegancia. Sus diseñadores se centraron en las formas de trapecio. Los tejidos utilizados, gasas y guipures, le daban un estilo vaporoso a sus trajes, que se fusionaban en tonos rojos verdes y corales.

A esas alturas de la mañana, los invitados tenían ya las manos rojas de aplaudir colección tras colección. Para que no decayera la emoción, Victoria Durán, firma que nacía de una empresa familiar en 1996, irrumpió en la pasarela con unos trajes pensados para las fiestas de la primavera andaluza. La suya es una línea que busca realzar la figura femenina con unos tejidos bordados y estampados. La paleta de colores no conoce límites para esta marca sevillana, que utiliza desde el blanco roto hasta el coral.

La guinda la puso Rosa Cuervas, diseñadora con empresa propia desde los años 90, que debutó ayer haciendo las delicias de los asistentes con una costura de aires renovados que realza el busto y el talle de la mujer.

  • 1