viernes, 14 diciembre 2018
11:51
, última actualización
Cultura

El primer Chaves Nogales

La Casa de los Poetas reúne a Carlos Colón, Francisco Robles, Eva Díaz Pérez y Rogelio Reyes.

el 14 may 2012 / 21:21 h.

Los invitados a la mesa redonda sobre Chaves Nogales, ayer en la Pérgola de la Feria.

La Feria del Libro de Sevilla tiene este año un protagonista absoluto: Manuel Chaves Nogales (Sevilla, 1897-Londres, 1944), periodista y escritor olvidado durante décadas que ha sido objeto, de un tiempo a esta parte, de un afortunado rescate. El primer acto dedicado a este autor imprescindible tuvo lugar ayer en la Pérgola, organizado por la Casa de los Poetas y la Real Academia Sevillana de las Buenas Letras, y contó con Carlos Colón, Eva Díaz Pérez, Francisco Robles y Rogelio Reyes, con moderación de Manuel Pedraz.

Colón abrió el debate afirmando que Chaves Nogales "no fue maltratado por la ciudad: no le dio tiempo, pues se marchó muy pronto", dijo. "No obstante, conservó siempre su interés por Sevilla, un amor muy contenido y elegante, como su prosa".

Esta temprana marcha fue clave también, en palabras de Colón, "para su separación de la llamada literatura del idealismo sevillano. Chaves Nogales, hijo de la Sevilla regionalista, se considera corresponsable del exceso de literatura sobre la ciudad".

"Sevilla no le debe nada al autor, más que su reconocimiento, pero no tiene culpas con él", concluyó Colón, para quien el mejor atributo del autor es "su ausencia de prejuicios, que le permite, sin ser taurino, publicar el mejor libro de toros jamás escrito, su Juan Belmonte, y las mejores páginas de Semana Santa y El Rocío, sin ser capillita".

La periodista Eva Díaz Pérez, por su parte, definió a Chaves Nogales como "un referente y una luz para quienes ejercemos hoy el periodismo", representante del "periodismo reflexivo, que no sólo informa, sino que interpreta la sociedad de su tiempo y no muere en el día", aseguró.

Sobre el Chaves Nogales inicial, el de sus comienzos y el libro La Ciudad, "ya se ve esa mirada heterodoxa que en pocos lugares está más que en Sevilla, de la misma forma que da también grandes ortodoxos. Su ensayo resume perfectamente la esencia de la ciudad a través de un patio".

Rogelio Reyes recordó su descubrimiento de la figura de Chaves Nogales, marcado por el asombro por su precocidad y lucidez. "Es un vivero que no cesa", afirmó el profesor, quien subrayó que "Chaves se inserta en un subgénero que es la filosofía de las ciudades, que pusieron de moda los del 98", de modo que La Ciudad está en la estela de, por ejemplo, Sevilla en los labios de Romero Murube, aunque "no era tan soñador. La suya es una visión ensayística, solidaria y comprometida de la ciudad, no lírica".

Finalmente, Francisco Robles ironizó comentando que "me imagino el reportaje que haría sobre la Operación Talento que se prepara ahora, sería divertido".

"No era políticamente correcto con los unos ni con los otros, era la tercera España, la tercera Sevilla, y me atrevería a afirmar que era la tercera Europa, porque hizo reportajes sobre el comunismo y explicó cómo tanta gente pudo seguir a un pintor mediocre como Hitler".

  • 1