lunes, 22 abril 2019
10:25
, última actualización
Local

El PSOE-A propone a Chaves que encabece la lista por Cádiz

Griñán le ofrece liderar la candidatura al Congreso por la provincia tras sus dudas por continuar.

el 25 ago 2011 / 14:34 h.

TAGS:

Chaves, en la sede de PSOE de Cádiz, durante la campaña electoral de 2008

A tres meses escasos de las elecciones generales ya resuenan nombres que irán con seguridad en las listas, o al menos que están dispuestos a ello. Otros, sin embargo, parecen resistirse más, como el ministro de Política Territorial y presidente del PSOE, Manuel Chaves. Si a Chaves le faltaba el impulso del secretario general del partido andaluz, que lideró durante 19 años, para decidirse ya cuenta con él. El también presidente de la Junta, José Antonio Griñán, le ofreció ayer encabezar la lista a las generales por Cádiz, un puesto que deja vacante Rubalcaba.

La proposición llega después de que el propio Chaves reconociera que, a sus 66 años, "tiene que madurar" si continúa en primera línea. Chaves se puso a disposición de su partido pero admitió que está "dando vueltas al tema" de encabezar la lista por Cádiz, circunscripción por la que ya fue diputado en el Congreso entre 1977 y 1990 y por la que, desde su llegada a Andalucía, concurrió en las seis elecciones autonómicas en las aspiró, y ganó, a la Presidencia de la Junta.

Fue la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, quien puso voz al ofrecimiento. Estimó que sería "bueno" que Chaves encabezara esa candidatura porque es "un valor importante" para los socialistas gaditanos y andaluces.

Desde el PSOE Federal su decisión, sea cual sea, será respetada. La coordinadora del Comité Electoral y número dos en la lista de Rubalcaba, Elena Valenciano, reconoció que entendería que Chaves opte por la retirada porque "se lo merece". "Le tengo tanto respeto y tanto cariño que le diría que siguiera con nosotros, pero comprendo también que lleva muchísimo tiempo en política y tenga un proyecto de vivir un poco menos en primera línea", dijo Valenciano.

El ofrecimiento de Griñán no está exento de simbolismo, ya que las relaciones entre el presidente andaluz y su antecesor y otrora amigo no son ya las que eran. La marcha de Chaves al Gobierno central, un año después de ser reelegido por sexta vez presidente de la Junta, se entendió como un paso para una paulatina retirada que permitiera un cambio tranquilo en Andalucía. Pero la calma en el PSOE-A se rompió cuando Griñán, al que Chaves designó sucesor, forzó un congreso extraordinario en el partido para hacerse también con la secretaría general y evitar la bicefalia. Desde entonces, muchos movimientos internos de la nueva dirección se han interpretado como golpes contra la vieja guardia y una y otra tienen sus defensores y detractores.

Prueba de ella son declaraciones como la del presidente del PSOE de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, que se mostró partidario de cambiar la representación del PSOE andaluz en el Federal al considerar que ya no representa la foto del partido en la comunidad. Ayer Villalobos quiso aclarar que nunca habló de "quitar" a Chaves, al que considera un "referente de la política nacional y autonómica". En el lado opuesto está el diputado nacional por Huelva y miembro de la Ejecutiva Federal, Javier Barrero, que afirmó que "cualquier cosa que haga [Chaves] somos muchos los que le aplaudiremos".

Y con la incógnita de Cádiz, sigue la batalla por Córdoba, después de que Rubalcaba afirmase contar con Rosa Aguilar, despertando la ira de Carmen Calvo. Ayer el PSOE cordobés aseguró que "ambas caben en las listas". Calvo ya dejó claro que no compartiría candidatura con Aguilar.

  • 1