viernes, 14 diciembre 2018
09:21
, última actualización
Local

El PSOE de Sevilla tensa su pulso y encara el congreso con dos listas

Los sectores de Toscano y Villalobos se enfrentarán este sábado, salvo acuerdo de última hora, e irán divididos al congreso regional.

el 01 jun 2012 / 18:26 h.

TAGS:

Fernando Rodríguez Villalobos.

No hubo acuerdo. Pese a las negociaciones que se han sucedido durante los últimos días, y salvo sorpresa de última hora, el PSOE de Sevilla volverá a escenificar su división en el congreso extraordinario que se celebrará este sábado y que escogerá los representantes de los socialistas en la cita regional que se celebrará en el mes de julio en Almería para nombrar la nueva ejecutiva andaluza. Fernando Rodríguez Villalobos encabezará la candidatura del núcleo afín a la número dos del PSOE-A, Susana Díaz, mientras que el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, liderará al sector crítico. Si la candidatura con menos votos rebasa la barrera del 20%, serán dos las delegaciones sevillanas que estarán presentes en el congreso regional.

Las conversaciones encallaron el pasado jueves por la noche, tras las mediaciones del presidente de la gestora y de numerosos dirigentes socialistas, principalmente por el criterio de reparto de los delegados. El sector oficialista abogaba por un criterio territorial que diera tres delegados a las agrupaciones más numerosas y uno como mínimo a las pequeñas, de forma que sólo se quedaran fuera una decena de las existentes en la provincia. De esta forma, además, se aseguraban tener de su favor a más del 70% de los delegados en caso de una división en el congreso regional. El núcleo crítico, sin embargo, defendía un criterio según número de militantes. Uno por cada cien. Cinco en las mayores agrupaciones y ninguno en alrededor de 40. Con este reparto la balanza se igualaba hasta situarse en un 60 a 40. Pero no hubo punto intermedio, y ayer los dos sectores ultimaron en distintas reuniones sus listas para hoy.

Villalobos citó a buena parte de los delegados de la provincia y, posteriormente a todos los de la capital -acudieron únicamente los afines a la dirección regional- en la sede socialista de Luis Montoto para culminar su gira de contactos por la provincia y, de paso, explicarles los motivos de un desencuentro del que responsabilizó a la otra parte. Así lo expresó el propio presidente de la Diputación en un comunicado remitido a primera hora de la tarde: "No ha sido posible ir unidos porque la propuesta de la otra candidatura favorece a las grandes agrupaciones en detrimento de los pequeños municipios". Fuentes de este sector rechazaron que se pudieran producir más concesiones al sector crítico en la mañana de hoy.

El núcleo crítico tuvo su lugar de encuentro en Dos Hermanas, feudo de Francisco Toscano. Allí se responsabilizó de lo ocurrido a los supuestos intentos de la lista afín a Villalobos de configurar una candidatura en la que más del 70% de los delegados pertenecieran al sector afín a Susana Díaz y de no respetar la representatividad según un criterio de militantes, sino territorial que concede el mismo peso a agrupaciones con pocos militantes que a otras más numerosas.

Aunque el criterio de representatividad de la lista fue el motivo de la ruptura de las negociaciones sobre la mesa se pusieron otras cuestiones como el voto secreto. Aunque en un congreso es obligatoria esta fórmula, los críticos plantearon que se repitiera el formato del último congreso federal, en el que se instalaron cabinas para garantizar la confidencialidad del sufragio, medida que los críticos consideran esencial. Sin embargo, hasta ayer esta propuesta fue descartada, pero no por el sector oficialista, según confirmaron fuentes de esta corriente, sino por la propia gestora.

Al cierre de esta edición no estaba prevista más negociación aunque podría haberlas hoy.

  • 1