jueves, 13 diciembre 2018
13:54
, última actualización
Local

Se busca por tercera vez a un empresario que gestione el Costurero de la Reina

El consorcio de Turismo saca a concurso la explotación del espacio rebajando las exigencias, al tiempo que el PSOE teme que se convierta «en una tienda de helados o un bar con veladores»

el 14 may 2014 / 19:37 h.

TAGS:

Costurero de la Reina. / José Manuel Cabello Costurero de la Reina. / José Manuel Cabello A la tercera va la vencida. Eso es lo que debe opinar el Ayuntamiento, que ha sacado de nuevo a concurso la explotación del Costurero de la Reina tras quedar desierto en dos ocasiones anteriores. Según informa el Consorcio Turismo de Sevilla en su página web, se fija un contrato de 100.000 euros (sin IVA)con un canon fijo de 25.000 euros y otro variable del cinco por ciento sobre el rendimiento obtenido. Solo queda que esta vez sí haya empresarios interesados en la explotación del servicio de información turística y gestión de este centro temático. Las ofertas pueden presentarse hasta el 8 de julio y, en algunos aspectos, el Ayuntamiento rebajó sus exigencias. El canon mínimo anual fijo que el adjudicatario debe pagar al Consorcio de Turismo es de 25.000 euros –frente a los 46.000 euros que llegaron a fijarse en el primer concurso–, mientras que el contrato tiene un valor estimado de 100.000 euros, lejos también de los 184.000 euros de los concursos anteriores. El canon variable anual equivale como mínimo a un cinco por ciento sobre el rendimiento líquido obtenido, una vez deducidos desde los gastos de personal hasta los de luz, teléfono, agua y limpieza. La propuesta sobre la explotación turística del Centro se valorará con hasta un máximo de 20 puntos, mientras que la empresa que ofrezca el canon fijo más alto recibirá 50 puntos. La concesión se ofrece por dos años y podrá ser prorrogable anualmente siempre que la duración total del contrato no sea superior a los cuatro años. Según las condiciones del concurso, se valorará el proyecto de información turística, tanto el diseño como los acabados e instalaciones; así como el programa de trabajo. Sobre la explotación, se tendrá en cuenta la variedad de oferta de actividades, los precios propuestos, la comercialización de productos y el equipamiento aportados, además de las tareas de conservación y limpieza a realizar y las medidas de ahorro energético y protección ambiental desarrolladas. Las reacciones no se hicieron esperar y ayer el PSOE tildó de «auténtica calamidad» la gestión del gobierno de Juan Ignacio Zoido del Costurero de la Reina y mostró su temor por que el concurso abierto para la explotación del espacio por parte de una empresa privada termine «vulgarizando o catetizando» esta pieza arquitectónica de interés patrimonial en «una tienda de helados o un espacio de veladores». El portavoz adjunto socialista, Antonio Muñoz, indicó a Europa Press que el espacio está «muy limitado» en cuanto a los servicios privados que allí se puedan albergar. «Mucho nos tememos que se acabe vulgarizando y catetizando y se convierta en una tienda de venta de helados o en un espacio con veladores para buscar esa rentabilidad que busca el Ayuntamiento para una empresa privada», agregó. Muñoz lamentó que «una vez más» el Ayuntamiento haga gala de «una falta de imaginación brutal por empecinamiento de privatizar espacios públicos y edificios con interés patrimonial considerable». «Estamos hablando de una auténtica joyita como es el Costurero, después de los dos intentos fallidos de Zoido de ubicar una empresa privada, pero ahora otra vez insiste y no se le ocurre ningún tipo de alternativa», criticó. El socialista insistió en que este singular edificio ha supuesto una «oportunidad perdida» en los actos de celebración del centenario del Parque de María Luisa y apostó por usos como el de puerta a los edificios emblemáticos de la exposición de 1929. Incluso abogó por la explotación directa del espacio, proponiendo que estudiantes de escuelas de turismo den información en él. «Llevamos tres años tras la rehabilitación y unas veces está cerrado, otras sólo abierto por la mañana, un modo en el que difícilmente fidelizas a los turistas», denunció.

  • 1