Local

El riesgo de desprendimientos obliga a vallar la iglesia de Santiago el Mayor de Alcalá de Guadaíra

Una comisión ayudó a recaudar fondos para restaurar parte del templo pero ahora falta más dinero para terminar el trabajo.

el 09 may 2010 / 17:49 h.

TAGS:

La puerta principal de la iglesia está cerrada.

El entorno de la iglesia de Santiago el Mayor permanecerá vallado dado el riesgo de desprendimientos de la fachada, lo que obliga a dejar cerrada a cal y canto la puerta principal de la parroquia, donde todavía hay cultos, pero entre todo tipo de medidas de seguridad. Y esta importante iglesia de Alcalá de Guadaíra seguirá así por falta de fondos para restaurarla.

El lamentable estado que presenta la nave izquierda del templo hizo que varios técnicos aconsejaran vallarla y cerrar la puerta principal pues, aunque aseguran que no hay riesgo de derrumbe, sí lo hay de desprendimientos. Eso sí, la iglesia continúa abierta al público y oficiando ceremonias como de costumbre, aunque un poco más deslucidas pues la entrada al templo se realiza por una puerta posterior del edificio.

Una visita al interior del templo es suficiente para advertir la situación deficiente en la que todavía se encuentra la nave izquierda, a pesar de que los trabajos de emergencia recuperaron gran parte de la misma, concretamente todo el lado de la sacristía y las otras dos naves, tanto la central como la derecha, que ya lucen perfectamente restauradas. Sin embargo, la parroquia vuelve a quedarse sin fondos para continuar con su restauración.

De momento, la comisión Salvemos Nuestro Patrimonio, creada para proteger del derrumbe este edificio, prevé un concierto del pianista del municipio Óscar Martín, que tendrá lugar el próximo domingo, día 23, a las 20.30 horas en la misma parroquia. El objetivo es recaudar más fondos para seguir con el trabajo. Las entradas tendrán un precio de 10 euros y podrán adquirirse en la misma iglesia.

La parroquia lanzó la voz de alarma hace tres años, tras desplomarse el techo de la antigua sala de bautismo del templo. Tras diversas obras de emergencia en esta parte del templo y en toda la techumbre, se consiguió la consolidación de la parte que se encontraba en un estado más precario, gracias al esfuerzo de mucha gente. Las naves de la cabecera, hechas en piedra en el siglo XVI, estaban empapadas. En algunos puntos la humedad descendía desde la bóveda hasta unos metros del suelo. El estado era más alarmante en las dos naves laterales de la parte moderna del templo, con 225 años sin ninguna intervención. El agua se filtraba allí hasta el piso de la iglesia, por lo que hubo que actuar de emergencia y dejar para más adelante la nave que ahora queda por restaurar.

Esta iglesia se empezó a construir a finales del siglo XV. Las obras duraron hasta el XVIII. De estilo gótico, la planta se compone de tres naves con bóvedas y las columnas son cilíndricas. El ábside, muy alto, es neoclásico.

  • 1