sábado, 15 diciembre 2018
11:50
, última actualización
Deportes

El Sevilla cambia la dinámica y ya sonríe

Fazio, Manu y Kanouté dan alas con sus goles al equipo de Marcelino, que vuelve a ganar.

el 05 dic 2011 / 22:09 h.

El Sevilla sonríe por fin. En cuestión de una semana ha conseguido lo que no había logrado hasta ahora: ganar dos partidos consecutivos. Seis puntos que serenan esas aguas revueltas por la mala racha de cinco sin vencer y que ponen a tiro el cuarto puesto, la zona Champions. Sólo dos puntos separan al equipo de Marcelino del Levante, con el que se enfrentará este sábado. Por primera vez esta temporada, el Sevilla ha ganado con holgura. Hasta ahora siempre lo hizo por la mínima, pero los goles de Fazio y Manu le dieron otro aire. Kanouté puso la guinda.

El Getafe, lejos de salir a defenderse, buscó la victoria siempre. Venía de ganar al Barcelona y no llegó precisamente amilanado. Como todos los equipos, puso en apuros al Sevilla, aunque esta vez el nervionense cambió muchas cosas. Mantuvo su portería a cero una semana más y, al mismo tiempo, hizo daño a su rival en los metros finales. El buen juego llegó con el partido encarrilado; hasta entonces, hubo que trabajar, y mucho.

Si las cosas salen bien, mejor no cambiarlas. Y a esta idea se aferró Marcelino para repetir alineación por primera vez en esta Liga. Pese a los apuros vividos en Zaragoza tras hacer un buen inicio de partido, el técnico decidió que lo mejor en estos momentos es jugar con tres pivotes en el centro del campo y un solo delantero. Kanouté volvió a quedarse en el banquillo inicialmente. Junto a él, futbolistas hasta hace poco indiscutibles: Escudé, Manu o Cáceres. Y la apuesta fue exitosa.

En cualquier caso, ni el 3-0 supone un cambio radical, un adiós a los problemas, ni por supuesto oculta la mejoría experimentada. Un clamoroso error arbitral salvó al Sevilla de un doble penalti -mano de Spahic primero y derribo a Sarabia segundos después- cuando sólo habían transcurrido cinco minutos de partido. El Getafe, con Casquero, Sarabia y Miku como principales argumentos, consiguió plantarse en las inmediaciones de Javi Varas con cierta facilidad.

Ante esto, el Sevilla recurrió a Gary Medel como principal baza a la hora de sacar el balón. Hoy por hoy, el chileno es imprescindible. Además de defender, se ofrece y tapa espacios cuando otros no llegan. Su posición, por delante de la zaga, da una mayor libertad a Rakitic y Trochowski, los otros dos mediocentros, siempre buscando a los hombres de banda para que, a su vez, estos encuentren a Negredo, que corrió y corrió, a veces sin recibir un balón en condiciones.

El madrileño y Jesús Navas avisaron pronto. Miku lo hizo a su vez por parte en las filas madrileñas. Tres disparos desviados en buena posición que no encontraron la red. Sí lo hizo, en cambio, un cabezazo de Fazio a la media hora de partido. El argentino, lanzándose al suelo, remató un saque de esquina sacado por Rakitic ante la mirada de los defensas visitantes. El espigado futbolista sigue aportando cosas desde esa demarcación.

APARECE MANU. La nota negativa fue la lesión de Perotti antes del descanso. Un nuevo problema muscular le frena en su intento de recuperar su mejor nivel. Esta vez, Marcelino se decantó por dar el puesto en la banda a Manu. La presencia del jiennense en esta posición era esperada. Ahí brilló antes de fichar por el Sevilla, donde ha jugado más como punta o mediapunta. Y Manu respondió al reto con un gol, el segundo de la noche, clave para dar tranquilidad a un equipo que hasta entonces había pagado su excesiva ansiedad por llegar al área rival.

El 2-0 fue una losa para el Getafe y dio alas al Sevilla. El colegiado perdonó la expulsión a Moyá (mano fuera del área) y a Miku (codazo). Kanouté reemplazó a un Negredo sin demasiada suerte. Lo del franco-malí sigue siendo delicatessen. Con el partido roto, muchos huecos y el equipo tocando la pelota, se fabricó una jugada que rozó el gol. Moyá adivinó su intención, no así poco después cuando, tras un gran pase de Rakitic, Kanouté se la puso junto al palo. La afición, que no falló, se fue por fin a casa con una sonrisa en la boca.

 

- Ficha técnica:

3 - Sevilla FC: Javi Varas; Coke, Spahic, Fazio, Fernando Navarro; Medel; Jesús Navas, Trochowski (Campaña, m.78), Rakitic, Perotti (Manu del Moral, m.39); Negredo (Kanouté, m.71).

0 - Getafe CF: Moyá; Valera, Cata Díaz, Rafa, Miguel Torres; Javi Casquero (Colunga, m.56), Míchel (Juan Rodríguez, m.69), Lacen; Sarabia, Diego Castro (Pedro Ríos, m.61); y Miku.

Goles: 1-0, m.33: Fazio, de cabeza. 2-0, m.50: Manu del Moral, de tiro raso y cruzado. 3-0, M.92: Kanouté, a pase de Rakitic.

Árbitro: Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Expulsó al segundo entrenador del Getafe (m.82). Amonestó a los locales Fernando Navarro (m.68) y Medel (m.74), y a los visitantes Rafa (m.24), Míchel (m.65), Pedro Ríos (m.79) y Miguel Torres (m.88).

Incidencias: Partido de la decimoquinta jornada de Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 35.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. En los prolegómenos, el presidente del Sevilla, José María del Nido, entregó a una selección de jóvenes de Bolivia la copa de campeón del Mundialito de la Inmigración organizado por el club.

  • 1