domingo, 16 diciembre 2018
19:24
, última actualización

El teniente de alcalde de Bormujos afirma que es la víctima en la supuesta agresión que cometió

Alega que el denunciante ha utilizado "con fines políticos" el incidente, "ocultando deliberadamente" su condición de víctima en los hechos.

el 05 jul 2014 / 19:14 h.

El teniente de alcalde de Bormujos (Sevilla), Javier Castro (PP),  ante la denuncia presentada en su contra por unas presuntas  agresiones, ha manifestado su "gran preocupación" como consecuencia,  según éste, "de la utilización espuria e intencionada" del  denunciante, quien ha utilizado "con fines políticos" el incidente  ocurrido, "ocultando deliberadamente mi condición de víctima de los  hechos acaecidos". Así, Castro ha explicado a Europa Press que, durante esa mañana,  cuando asistían a la celebración de la primera comunión del hijo de  un amigo en común, le dirigieron "reiterados insultos y  provocaciones", hasta el punto de instarle a que saliera a la calle,  "ya que me iba a partir la cara", por lo que provocó que fuera  invitado a abandonar la celebración. Posteriormente, según indica el edil en un comunicado, "he podido  comprobar que su intención no era otra que generar un clima oportuno  para, de forma artificiosa, tener una noticia mediática para la  prensa, con el fin de perjudicar mi trayectoria política y lo que es  peor, la de mi partido, no dudando en atentar contra la verdad, mi  dignidad personal y la de mi familia". "No se ha tenido reparo alguno  en plantear afirmaciones con total desprecio a la verdad", insiste. En este sentido, Castro ha indicado que se ha hecho referencia a  que el denunciante fue agredido por la espalda, "cuando la realidad  constatada por los agentes de la Policía Local intervinientes pasa  por la circunstancia de que el denunciante, junto con otra persona  que le acompañaba, me agredieron causándome lesiones de gran  consideración que han quedado oportunamente adveradas con el parte  médico emitido al efecto, y que serán objeto de la oportuna  denuncia", ha asegurado. De este modo, "con el único propósito de atentar contra mi  dignidad personal y familiar y mi condición política", se han vertido  manifestaciones "totalmente falsas". Y es que el primer teniente de  alcalde de Bormujos ha desmentido que se encontrara bajo los efectos  de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes, algo que "se  demostrara en su momento oportuno". Castro ha criticado que el denunciante Jaime Velasco Carrillo de  Albornoz haya denunciado "un mes después" los hechos acaecidos, con  su pertinente "traslado a los medios de comunicación", a su juicio,  por "ser el momento cronológico oportuno para sus malintencionados  intereses, planteando incluso de forma inveraz mi detención y  poniendo en duda la profesional intervención de los agentes de la  Policía Local, a pesar de que estos con total objetividad  documentaron expresamente los hechos investigados". "Como colofón del despropósito que se plantea en la denuncia, de  forma claramente no sólo falta de ética sino atentatoria contra la  legalidad vigente, se utiliza a mi hija menor a la que se identifica  claramente, poniendo en su boca expresiones y afirmaciones en  relación con los hechos que resultan absolutamente inveraces", ha  advertido el edil, quien ha aseverado que se va a reservar las  acciones legales penales y civiles que pudieran corresponderle "para  la defensa de los derechos de la menor". En la denuncia elevada al Juzgado de Instrucción número 18 de  Sevilla, a la que ha tenido acceso Europa Press, este vecino relata  que se encontraba junto a otra persona sentado en un velador de un  bar del municipio cuando, en un momento dado, se personó en el lugar  el primer teniente de alcalde "en estado de embriaguez, circunstancia  quizá agravada por el consumo de otras sustancias", tras lo que le  propinó supuestamente tres cabezazos "por la espalda".

  • 1