Local

«En 25 años como policía ha sido lo más importante que he hecho»

Dos agentes salvan la vida a un hombre que había sufrido un infartomientras practicaba deporte en Sevilla Este. Lo identificaron gracias a una cadena

el 27 nov 2014 / 10:00 h.

TAGS:

La vida de Antonio Parades y Javier Lobo cambió el pasado domingo. Nunca se hubieran podido imaginar que se convertirían en auténticos héroes para una familia. Estos dos agentes de la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local de Sevilla se encontraron a un hombre de 63 años tirado en suelo cuando volvían de un servicio. Le había dado un infarto mientras practicaba deporte y sin la intervención de estos policías hoy no lo hubiera contado. Los agentes tuvieron que identificarlo con una cadena y la alianza porque no llevaba documentación. poli-local-infartoSi el martes le contábamos la historia de casi una treintena de ángeles de la Policía Local, hoy tenemos que sumar un par de héroes más a este listado. Eran las doce y cuarto de la mañana, cuando Antonio y Javier volvían de «un servicio en el mercadillo del Parque Alcosa», cuando al pasar por la avenida Alcalde Luis Uruñuela, vieron a un hombre que estaba tirado en el suelo. «En un principio creíamos que era un ciclista que se había caido, porque estaba tumbado sobre el carril bici», explica Antonio, aunque cuando llegaron vieron que era un hombre que estaba practicando deporte. «Estaba completamente azul, y tenía los puños engarrotados», así que rápidamente «mi compañero comenzó a realizarle las maniobras de reanimación porque le puso los dedos sobre la carótida y estaba ya en parada». Ambos agentes se fueron turnando y consiguieron reanimarlo, «pero volvió a entrar en parada», señala Antonio, para quien ese día «merecieron la pena mis 25 años en el cuerpo». «En 25 años como policía es lo más importante que he hecho, ha sido muy gratificante y muy emocionante», asegura este policía que se siente muy orgulloso de lo que hicieron. Afortunadamente el 061 se personó rápidamente en el lugar, «en tres o cuatro minutos estaban allí», así que se pudieron llevar pronto a a la víctima hasta el Hospital Virgen del Rocío, donde permanece ingresado recuperándose. Los agentes, para facilitar la tarea de los sanitarios Tras la llegada de las ambulancias, los agentes establecieron un perímetro de seguridad para «regular el tráfico e incluso preservar la intimidad del paciente», que estaba siendo atendido en la vía pública hasta su traslado a la Unidad de Cuidados Intensivos. Una vez que el hombre ya estaba fuera de peligro y estabilizado, los agentes procedieron a su identificación. Ahí se encontraron con un problema, pues como el hombre se encontraba haciendo deporte cuando se desvaneció, no llevaba documentación alguna, por lo que los policías tuvieron que hacer una serie de averiguaciones con los escasos datos que encontraron. «Buscamos en sus pertenencias y llevaba varias medallas en el cuello, y en una de ellas llevaba su nombre y apellido», cuenta Antonio, y también cogieron su alianza «donde estaba la inscripción con el nombre de su mujer». Con esos pocos datos, comenzaron a cruzar estos nombres con direcciones de Sevilla Este en el padrón municipal, «porque en un principio pensamos en identificarlo por la huella, pero así hay un protocolo establecido que hubiera sido más lento». Hasta que encontraron a la que podía ser la familia de esta persona. «Nos dirigimos hasta allí, y su mujer estaba ya muy inquieta porque el hombre había salido de casa sobre la doce a correr y eran más de tres cuando nosotros llegamos», señala el agente. La mujer rápidamente identificó sus pertenencias y los policías se ofrecieron a llevarla a ella y a su hija hasta el hospital, donde ya se reencontraron.

  • 1