miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Deportes

Engullidos por un vendaval

El Sevilla, sin acierto de nuevo en los metros finales, sucumbe ante un gran Casillas y la conexión Cristiano-Di María.

el 17 dic 2011 / 23:03 h.

El Sevilla despedirá el año 2011 fuera de los puestos de Liga de Campeones y puede que incluso fuera de la zona europea si Málaga y Osasuna ganan hoy. El equipo de Marcelino fue arrollado por un Real Madrid que batió a Javi Varas prácticamente cada vez que se plantó ante él. Tuvo siete ocasiones y le hizo seis tantos. Puro acierto. Todo lo contrario que el conjunto nervionense, estrellado en un gran Iker Casillas durante la primera parte cuando parecía que, pese al tempranero gol de Cristiano, estaba decidido a llevarse la victoria.

La falta de acierto fue un problema, pero también la de rigor defensivo. Nadie sabe lo que hubiera ocurrido si el Sevilla llega a transformar algunas de sus claras ocasiones de gol antes del descanso. Lo que sí es evidente es que recibir seis goles -sobre todo los tres primeros, por las concesiones al rival- deja claro que se hicieron mal muchas cosas.

Marcelino se aferró al sistema que viene utilizando desde hace algunas jornadas para intentar tumbar al Real Madrid. Cáceres - por Coke- fue su única novedad. Las cartas estaban puestas sobre la mesa desde hace días, no así las de José Mourinho, quien apostó de inicio por Callejón.

Fue un duelo vibrante, de continuo toma y daca entre un Sevilla que salió a por todas, con Jesús Navas erigido en su mejor futbolista, y un Real Madrid que explotó a más no poder la movilidad de Benzema, Cristiano, Di María y Callejón. Especialmente la del argentino, demoledor cuando, por el centro, conectó con Cristiano, de nuevo imparable en el Sánchez Pizjuán: tres goles.

Al Madrid le bastaron diez minutos para encarrilar su victoria. Lo hizo tras aprovechar el letargo local en una jugada de Di María con pase al portugués para que éste, colándose entre Spahic y Fazio, superase a Javi Varas.

Así es el equipo de Mourinho, inmisericorde cuando su rival se equivoca o perdona. Porque el Sevilla erró, por ejemplo, al defender el contragolpe que da origen al 0-1, pero también perdonó. O más bien se estrelló en Casillas, que voló para evitar el empate en un disparo a placer de Manu, tras centro de Jesús Navas, que al final tocó en el poste cuando parecía colarse (12'). Cinco minutos después, el portero apareció de nuevo con otro paradón, esta vez a Trochowski, sacando la manopla cuando se cantaba gol.

Fazio, que cabeceó alto tras un saque de esquina; y Manu, enviando fuera bajo palos un balón de Negredo que había tocado un defensor, también tuvieron el empate en pleno asedio local. Hasta entonces el Real Madrid sólo había aparecido con el tanto de Cristiano y un aviso previo de Benzema. La falta de acierto del Sevilla fue clave, como también un nuevo despiste defensivo. Di María -lleva ya 12 pases de gol- sirvió otro balón de oro, esta vez a Callejón, quien no perdonó ante la indecisión de los centrales y del portero (0-2, m. 37).

En pleno shock, Cristiano recibió en tres cuartos de campo, levantó la cabeza, vio que nadie le hacía sombra y puso el balón en la escuadra. Golazo y partido visto para sentencia. Sólo Pepe, autoexpulsado con dos amarillas antes del descanso, dio algo de vida al choque, por decir algo.

MÁS CASTIGO AÚN. Encomendado a la épica, el equipo de Marcelino buscó el imposible tras el descanso. Al Madrid nunca le remontaron una ventaja de tres goles en Liga; como mucho le empataron, dos veces. Y el Sevilla nunca había remontado tal diferencia. Rakitic perdonó en otra llegada clarísima, todo lo contrario que Di María, excepcional, tras un pase de Benzema.

Jesús Navas recortó distancias sacando fuerzas de flaqueza y puso el 1-4 en el marcador, pero Cristiano hizo el 1-5 tras un penalti de Fazio sobre Benzema. Imparable también el portugués. Negredo, con el choque absolutamente roto, firmó el 2-6 tras una buena jugada entre él y Campaña, uno de los cambios de Marcelino, a quien recurrir al eterno Kanouté no bastó para frenar la sangría y evitar el repaso.


- Ficha técnica:


2 - Sevilla FC:
Javi Varas; Martín Cáceres, Spahic, Fazio, Fernando Navarro (Armenteros, m.81); Medel; Jesús Navas, Trochowski (Kanouté, m.46), Rakitic (Campaña, m.68), Manu del Moral; y Negredo.

6 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Xabi Alonso, Lass; Callejón (Albiol, m.45), Di María (Khedira, m.67), Cristiano Ronaldo; Benzema (Altintop, m.85).

Goles: 1-0, M.10: Cristiano Ronaldo, a pase de Di María. 0-2, M.37: Callejón, tras otra asistencia de Di María. 0-3, M.41: Cristiano Ronaldo, de potente disparo desde lejos. 0-4, M.65: Di María culmina una contra. 1-4, M.69: Navas, de tiro cruzado. 1-5, M.85: Cristiano Ronaldo, de penalti. 1-6, M.89: Altintop. 2-6, M.91: Negredo.

Árbitro: Carlos Clos Gómez (Comité Aragonés). Expulsó por doble amarilla al madridista Pepe, que las vio en los minutos 30 y 44, y con roja directa al sevillista Manu del Moral (m.74). Amonestó a los locales Rakitic (m.21), Spahic (m.52) y Kanouté (m.63), y a los visitantes Sergio Ramos (m.33), Arbeloa (m.44), Marcelo (m.44) y Lass (m.53).

Incidencias: Partido de la décimo séptima jornada de Liga, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante cerca de cuarenta mil espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Antes del comienzo, el Sevilla rindió un homenaje en el césped al serbio Ivica Dragutinovic, el que fuera defensa sevillista, a quien el presidente, José María del Nido, entregó un recuerdo.

  • 1