lunes, 10 diciembre 2018
20:32
, última actualización
Local

"Entiendo que choque la fuente en la Puerta Jerez, pero encajará"

Antonio Barrionuevo, arquitecto de la recuperación del entorno del Cristina, pide vigilancia en vez de vallas

el 08 jun 2011 / 18:03 h.

TAGS:

El arquitecto Antonio Barrionuevo, anoche, junto a la fuente manantial en los jardines del Cristina.

Los recién restaurados jardines del Cristina estrenan hoy una fuente manantial y una gran pérgola vegetal -con glicinias- que no pasarán desapercibidas. Ubicadas junto a la Puerta de Jerez y allí donde el Metro y el aparcamiento impiden la plantación de arboleda de gran porte, ambos elementos -sombra y agua- "complementan" los jardines del siglo XIX, según su diseñador, el arquitecto Antonio Barrionuevo, que es consciente de que suscitarán críticas.

"Entiendo que la fuente choque, pero necesita tiempo para encajarla", "al principio todo lo nuevo choca, pero se tiene que integrar", defiende Barrionuevo, quien explicó que el homenaje a los poetas de la Generación del 27 -Vicente Alexandre nació en la Puerta de Jerez y el acto fundacional se celebró en Sevilla- se realizó enlazando jardín y poesía y acercando el Centro al río.

En primer lugar, el arquitecto explicó que eligió el mármol blanco de Macael para la fuente (con una escultura de una mujer desnuda leyendo, la musa del 27, de Sergio Portela) por su color que, junto con el verde de la pizarra, homenajean a Andalucía, porque es un material "noble, andaluz y asumible en precio". "Se asocia a lápidas pero, al contrario, aquí representan algo vital, la poesía, y da luminosidad". Barrionuevo descartó el acero inicial porque "no era suficientemente presentable". En cuanto a la gran pérgola, dijo que es "clásica y respetuosa".

Pese a que los jardines y su entorno peatonalizado se inaugurarán hoy (con la presencia del alcalde en funciones, el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín), lo cierto es que el nuevo Gobierno del PP -que ya mostró su disconformidad con el proyecto- tendrá que rematarlo. Deberá restaurar el templete meteorológico y cerrar el acuerdo de financiación con la Aemet, adjudicar si cree conveniente la concesión de los dos kioscos previstos bajo las pérgolas vegetales (con la instalación y el techo ya listos), estudiar si ofrece Wifi, como propone el arquitecto, en la zona del banco circular que rodea a la lagunaria centenaria del jardín y, sobre todo, garantizar la conservación de la zona.

Barrionuevo, que agradeció el buen trabajo en "tiempo récord" de la empresa Contrat (que también acabó en plazo Asunción), subrayó que ante el "vandalismo tremendo" que impera y las pintadas aparecidas ya, por ejemplo, en la estatua de la duquesa de Alba, el jardín debería tener vigilancia: "Guardas públicos, policía verde, antes que vallas".

El arquitecto, autor también de la recuperación del Muelle de Nueva York, admitió que casi tuvo que hacer un milagro para acabar la obra con un presupuesto "limitadísimo", 2,1 millones de euros (inicialmente eran 1,6 millones) e invitó a disfrutar del nuevo paseo Luis Cernuda que une la Puerta de Jerez con el Muelle de Nueva York. En él se descubre una Giralda muy poética.

  • 1