domingo, 24 marzo 2019
05:03
, última actualización
Local

“Es el momento idóneo para publicitarse y lograr más notoriedad a menor precio”

Manuel Baliñas de la Concha está al frente de la agencia de publicidad Bademedios

el 22 jun 2013 / 23:00 h.

TAGS:

J.M. Paisano (Atese) J.M. Paisano (Atese) De nuevo, la crisis está detrás de la creación de una empresa. Cuando cerraron la delegación de la multinacional de publicidad para la que trabajaba, Manuel Baliñas de la Concha (Sevilla, 1980) vio claro que era el momento de poner en práctica lo aprendido durante nueve años y lanzarse a la aventura como su propio jefe. El vértigo mengua con la experiencia acumulada y Bademedios es el resultado. –Montar una empresa en 2012 con la que caía y del sector de la publicidad. ¿Sintió vértigo? –Era el momento más álgido de la crisis. Había muchos inconvenientes, entre ellos la enorme austeridad de los anunciantes privados que, al estar lejos de alcanzar sus objetivos de ventas, el pequeño beneficio que obtienen va a cubrir gastos o a intentar crecer. Si no crecen estas empresas, tampoco lo hacen las de publicidad y se genera un efecto dominó. –¿Cómo se consigue posicionar partiendo desde ese punto? –Este entorno negativo tenía una parte positiva y es que la competencia había disminuido bastante, por lo que era un momento ideal para posicionarse en el mercado. También, la filosofía que me he marcado es ofrecer calidad en los proyectos, servicios y procedimientos aprendidos en una multinacional y compitiendo con mejores precios al obtener un mínimo margen de beneficio. Además, arrastré algunos clientes de mi etapa anterior y conseguí que una gran empresa de automoción confiara en mí. –¿Cuál es el estado de salud del sector publicitario a día de hoy? –Han desaparecido muchas empresas a nivel local por no poder hacer frente a los pagos y las multinacionales escapan a paso de elefante. Tanto el sector publicitario privado como el de las administraciones han rebajado un 80% su presupuesto. Si ni el crédito ni las subvenciones llegan a los empresarios es más difícil que contraten. El empresario es el motor de empleo, es fundamental. –Hay dos tipos de publicidades, la creativa y la de medios. ¿En cuál están especializados? –Nuestra función es la planificación estratégica, la negociación y la compra de espacios publicitarios tanto en los medios on line como en los tradicionales. Utilizamos un software que mide el entorno del cliente, el nivel de inversión de la competencia, el público objetivo que tiene. Analizando con esas herramientas las audiencias de los medios de comunicación se sabe fielmente a qué medio debe dirigir cada anunciante su publicidad. –¿Es en estos momentos la publicidad una buena inversión? –A los clientes les recomiendo que se publiciten ahora porque pueden hacerlo como antes pero a un menor precio. Además, hay menos anunciantes, por lo que se obtiene más notoriedad y eso se refleja en los beneficios. –¿Las empresas siguen confiando en esta herramienta como vía de mejorar ingresos? –El mercado está ahora algo mejor que el año pasado, aunque de 10.000 presupuestos que envías, salen uno o dos entre los anunciantes privados. Desde el segundo trimestre de este año, la administración, que siempre ha sido una vía de inversión fundamental, destina algo más de presupuesto. –¿Cómo ha cambiado la conciencia del anunciante y los formatos? –Internet y las nuevas tecnologías han hecho evolucionar mucho la interactividad. Es la vía que está experimentando más cambios. Están saliendo nuevos e interesantes formatos publicitarios que dan nuevas oportunidades. Las televisiones locales y la prensa escrita, que es la que ha perdido más posiciones, tienen una larga carrera por delante para adaptarse a las nuevas tecnologías. –¿Ha perdido la publicidad impacto de cara al consumidor? –Soy el típico que va mirando los anuncios y analizándolos... Pero no he dejado de confiar nunca en el potencial de la publicidad para sacar adelante las empresas. Hay mucha gente que tiene un concepto erróneo y piensa que es sólo hacer folletos. Hay mucho más detrás. La publicidad es una vía irremisible para que el cliente tenga una repercusión positiva en su facturación y beneficios. –¿Y cómo es la empresa sevillana como cliente publicitario? –Hay algunas que son muy reacias a la publicidad por esa mentalidad cerrada que dicen que hay a aspectos innovadores y a invertir. Y las administraciones confían más en las agencias de fuera de Andalucía que en las de aquí. –¿Hay que salir a buscarlos o ven en la publicidad un reclamo? –Tengo que ir a convencerlos de que es el momento idóneo porque no hay saturación publicitaria al haber menos anunciantes y se logra más notoriedad. –¿Cuáles son los perfiles de clientes con los que trabajan? –Con las administraciones, sobre todo Junta y Ayuntamiento, con los anunciantes privados (las marcas) y con agencias de publicidad que se encargan de la creatividad y del diseño. Los dos primeros tienen más peso sobre la facturación. –Al trabajar con las administraciones ¿se resienten los cobros? –Es otra de las murallas, aunque va en paralelo al impago de anunciantes privados, que es abundante. Hay que saber capear el temporal, estar pendiente de los pagos y tener la frialdad de desechar trabajos que sabes que no vas a cobrar. En Sevilla en el sector de la publicidad nos conocemos todos y sabemos si un cliente es solvente, si tiene una deuda o si cambia de agencia porque no ha pagado. –¿Cómo es hoy la competencia? –Ahora todo el mundo se está metiendo en todo sin saber de todo. Yo no voy a vender que sé hacer anuncios porque no es así. Lo importante es la especialización y no acaparar cosas en las que no puedes ofrecer calidad. Hay mucho intrusismo. –Un consejo para emprender. –Primero, debería haber una asignatura en el colegio y en la Facultad para aprender a emprender. Es importante que antes de montar la empresa conozcan bien el sector, consigan los contactos y contar con una experiencia previa de varios años para no darse el batacazo.

  • 1