martes, 11 diciembre 2018
17:39
, última actualización

Es tiempo de ‘entornaos’

La receta de este dulce anaranjado típico del Jueves Lardero procede de los bisabuelos del confitero Rafael Fernández

el 11 feb 2015 / 16:00 h.

Muchas familias preparan juntas los entornaos caseros. / Francis J. González Muchas familias preparan juntas los entornaos caseros. / Francis J. González Hablar de Carnaval en Fuentes de Andalucía es referirse al Jueves Lardero, el pistoletazo de salida a la fiesta en honor a Don Carnal, que tendrá lugar mañana en la localidad. En esa fecha, es imposible obviar la existencia del dulce fontaniego por excelencia, el entornao, cuya receta procede de la bisabuela gallega y el bisabuelo francés de Rafael Fernández, confitero local, que en estos días trabaja a destajo para tener listas «unas cien docenas» de este manjar anaranjado típico de la localidad. Harina, agua, ajonjolí, azúcar y canela son los ingredientes básicos de los entornaos, y el pimiento molido –eso sí, dulce– es el secreto de su color anaranjado, lo que lo diferencia de otros postres de este tipo. No obstante, según Fernández, el origen se encuentra en «una especie de empanada salada», que allá por 1880 derivó en la actual receta familiar. Pero, como no podía ser de otro modo, la fórmula ha ido de mano en mano por la localidad y, cuando llega el Jueves Lardero, son muchos los vecinos que se reúnen para prepararlos en casa, con el objetivo de degustarlos en la copiosa comida que se celebra en el campo. La elaboración de los entornaos requiere embolichar la masa con los ingredientes, es decir, hacer una especie de pelota según el peso para, posteriormente, estirarla con una rebola –especie de rodillo de madera muy fino–. Una vez se consigue que la masa tenga forma de círculo, se le añade la canela, el ajonjolí y el azúcar y se dobla, formando una especie de semicírculo quedando en el centro el relleno. Tras su fermentación, son necesarios tan solo 10 minutos de horno para poder disfrutar de este dulce fontaniego con el que se anuncia la llegada del Carnaval, una de las celebraciones más esperadas. El arraigo de los entornaos es tal en Fuentes de Andalucía que, según el historiador local Francis González, el fin de la fiesta tiene lugar el Domingo de Piñata con el pasacalles del entornao –una figura de cartón de grandes dimensiones que imita la forma del dulce– y la quema del mismo, una cita ineludible que dará paso al recogimiento de la Cuaresma.

  • 1