miércoles, 19 diciembre 2018
08:01
, última actualización
Cultura

«Escribir ficción es buscar los huecos de la realidad»

el 09 feb 2015 / 16:00 h.

Sevilla 04/02/2015



Andres Perez Dominguez, escritor.



Foto: Pepo Herrera Del mismo modo que defiende la dignidad del cuento cultivándolo, Andrés Pérez Domínguez (Sevilla, 1969) reivindica la novela corta como un género tan respetable como cualquiera. «El mercado pide novelas más largas, pero este oficio, como la vida, tiene un componente de riesgo muy estimulante. Para mí sería más fácil escribir La clave Pinner II y III», explica el autor. Su último reto se titula Los perros siempre ladran al anochecer, que obtuvo el premio de novela corta La Espiga Dorada y acaba de ver la luz en Alianza Bolsillo. «El título tiene algo de fatalista. Hagas lo que hagas, no puedes escapar del pasado», comenta. Es lo que le sucede a Clara y Jorge, los protagonistas de la obra, que se mudan a una urbanización porque la convivencia con los vecinos del edificio donde vivían era insoportable, y sin embargo descubren que sus más turbios secretos van con ellos, condicionan sus pasos y afectan a la convivencia con el nuevo vecindario. Según recuerda Pérez Domínguez, la chispa que prendió la novela fue «una noticia que escuché en la radio, la historia tristísima de una mujer con un problema similar. Archivé la idea entre las notas que voy tomando, preguntándome si tendría la razón ella, los vecinos, o todos... Escribir ficción consiste en encontrar el hueco de la realidad por el que meterte y contar una historia». «Cuando hago una novela con vocación de best-seller, quiero que sea también literaria. Y cuando hago novela literaria, quiero también que enganche», dice el escritor, quien ha planteado Los perros... como una obra de suspense psicológico. «Quisiera que el lector se bebiera las páginas, y a la vez hacerle reflexionar, que vea que hay algo más». Por otro lado, Pérez Domínguez no cree que sea «más fácil ni más difícil» abordar un proyecto como este, ambientado en la actualidad o una novela de trasfondo histórico. «Cuando escribes sobre los años 40 necesitas mucha documentación, pero esta también necesita trabajo previo», concluye el sevillano, que ya ha terminado una nueva novela de casi 500 páginas, ambientada en la Sevilla actual y protagonizada por un inspector de homicidios, que saldrá a finales de este año.

  • 1