martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Espadas y el gobierno local muestran su apoyo a Torrijos

El alcalde alega que no hay corrupción y el candidato pide evitar «juicios sumarísimos»

el 08 abr 2011 / 18:40 h.

TAGS:

Tras una primera jornada de silencio, el PSOE afrontó ayer una imputación, la de su socio de gobierno en Sevilla, que marcará la campaña electoral y que vuelve a situar el pacto como objetivo prioritario del discurso del PP. Lo hizo con dos ritmos distintos, dos velocidades. Como IU en el debate político sobre el caso Mercasevilla. Una, comprensiva y de apoyo, a nivel local protagonizada por el alcalde, a través de un comunicado firmado por el Gobierno local, y a del candidato socialista, Juan Espadas. Otra agresiva y de distanciamiento en el ámbito regional, personificada en el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez.

El alcalde, según admitió Antonio Rodrigo Torrijos, se puso en contacto con el primer teniente de alcalde el mismo jueves para mostrarle "solidaridad y reconocimiento". "Nada que no indique que no me apoye", describió el propio candidato de IU. Ayer, no habló públicamente. Pero sí lo hizo a través de un comunicado firmado por el gobierno local. En él se muestra la disposición del Ayuntamiento ante la Justicia y se defienden unos argumentos similares a los expresados por Torrijos: "Su imputación nada tiene que ver con los delitos que se hayan cometido por los denunciados, según los criterios de los servicios jurídicos del Ayuntamiento. La imputación se refiere a un proceso de discrepancia jurídica sobre el procedimiento más adecuado para el otorgamiento de una opción de compra de los terrenos. Pero hay a quien le viene muy bien la imputación del primer teniente de alcalde porque hay un juicio al margen dada la cercanía electoral".

Es la postura del grupo socialista y la expresada por su candidato, Juan Espadas: "Deberíamos dejar los juicios sumarísimos. Durante la instrucción, uno puede ser imputado en un momento determinado y luego se puede archivar la causa como le ocurrió hace poco a un exconcejal -por Alfonso Rodríguez Gómez de Celis-". El candidato, que se mostró respetuoso por la "decisión personal y política" de la "fuerza en cuestión" sobre la continuidad de Torrijos, eludió hablar de posibles pactos con un candidato imputado tras las próximas elecciones.

El otro discurso vino de la mano de Mario Jiménez, el portavoz socialista en una Cámara, el Parlamento, donde IU ha endurecido su discurso a raíz del caso de los ERE y del propio Mercasevilla: "IU tendrá que tomar sus decisiones respecto a los cargos públicos que ha salpicado la corrupción. Debe hacer un proceso de reflexión y ser coherente con lo que viene diciendo. Aquellos que estén imputados por corrupción no son desde luego candidatos del PSOE".

  • 1