martes, 23 abril 2019
11:44
, última actualización
Local

España abanderará la lucha contra el tabaco en Europa en 2010

Una ley integral -como ya existen en diez países europeos- prohibirá fumar en todos los lugares públicos sin excepción.

el 20 dic 2009 / 19:41 h.

TAGS:

Un cartel de prohibición en un establecimiento hotelero.

La UE no quiere estar rodeada por el humo de tabaco. Así lo sugirió la Comisión Europea con su propuesta de una mayor restricción del consumo de tabaco en lugares públicos cerrados a través de leyes integrales antes de 2012. De momento, sin embargo, sólo diez de los 27 estados miembros se ajustan a ese nivel, aunque todos tienen leyes restrictivas.

España está entre los países que tienen previsto endurecer su legislación en el próximo año 2010. Siguiendo los pasos de Irlanda, Gran Bretaña, Francia, Malta, Suecia, Finlandia, Letonia, Eslovenia, Holanda e Italia, el Gobierno introducirá una ley anti tabaco integral que prohibirá su consumo en el 100% de los lugares públicos cerrados.

Aprovechando su próxima Presidencia rotatoria de la Unión Europea, España no sólo se situará entre los diez países comunitarios que mejor protegen a sus ciudadanos del humo nocivo de tabaco sino que también promoverá la aplicación de leyes similares en el resto de los países de la Unión.

La ley española del año 2006 supuso un avance considerable en esta materia: Impulsó la desaparición total de la publicidad y promoción de productos del tabaco en los medios de comunicación, promovió un incremento de precio y una reducción de los puntos de venta y también acabó con los cigarrillos en todos los medios de transporte público y en los lugares de trabajo.

Estas medidas fueron apoyadas por más del 70% de la población, según el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNTP). Como también declaró la comisaría de Sanidad de la UE, una amplia mayoría de los ciudadanos europeos están a favor de leyes más restrictivas del consumo de tabaco en todos los lugares públicos.
El eslabón débil de las restricciones es el sector hostelero y de ocio. En el caso español, la ley actual regula sólo los locales de 100 metros cuadrados o más, sólo un 20% del total. Según el Centro de Investigaciones Sociológicas, la ley se incumple en un 60% de los locales regulados y no se lleva a cabo la autorregulación en los bares pequeños.

Los empresarios de este sector auguraron que en el caso de endurecer la ley y aplicarla en todos los lugares públicos había pérdidas económicas millonarias. El adjunto al presidente de la Federación Española de Hostelería (FEHR), José Luis Guerra, concretó pronosticando que con la prohibición de fumar en todos los locales los hosteleros españoles podrían perder unos 11.100 millones de euros en 2010.

Pero estas predicciones no son ciertas, según la presidenta de la Asociación de No Fumadores, Raquel Fernández Megina, y está demostrado -dice- por otros países. También la Organización Mundial de la Salud (OMS) defiende que el sector hostelero no sólo no sale perjudicado por estas restricciones sino que los espacios públicos sin humos aportan beneficios.

En el Reino Unido, antes de aprobarse la actual ley integral se calculó que su economía se beneficiaría de hasta 2.7 mil millones de libras anuales por los ambientes libres de humo. Y en EEUU, según un estudio reciente de la Sociedad de Actuarios, se estimó que la exposición al humo de segunda mano causa más de diez mil millones de dólares en gastos económicos directos e indirectos tales como beneficios por discapacidad, pérdida de los salarios y beneficios relacionados anualmente.

Se pueda fumar o no, nadie está dispuesto a dejar el café y la cerveza. En Noruega, las cifras de asiduidad a bares y restaurantes fueron las mismas después de la prohibición de fumar, incluso por parte de fumadores. Lo mismo sucede en el resto de los países con una ley integral. Así, lo más probable será que a partir de 2010 los españoles dejen los cigarrillos en la puerta de su bar favorito.

  • 1