sábado, 20 abril 2019
22:31
, última actualización

Espárragos con Omega 3 en Los Palacios

La empresa palaciega Agrícola El Manchón innova al producir espárragos trigueros con este beneficioso ácido graso gracias al fertilizante de una empresa navarra

el 18 may 2014 / 22:40 h.

Los hermanos Jiménez muestran su producto. Foto: Álvaro Romero Los hermanos Jiménez muestran su producto. Foto: Álvaro Romero El espárrago –blanco o triguero–, de escasa producción comercializada en España frente al empuje importador de los chinos o peruanos, es un alimento con múltiples propiedades de por sí, no sólo por ser antioxidante y antitumoral, sino por su acción diurética o por que favorece el tránsito intestinal. Aunque en Los Palacios y Villafranca aún no le hace sombra a otros productos estrella del agro como el tomate o la sandía, la innovación a que una empresa, Agrícola El Manchón, lo ha sometido, forzándolo a incluir omega-3 gracias al fertilizante Ecorganic, no sólo lo erigirá en un cultivo altamente competitivo en los mercados europeos, sino en uno de los productos más rentables entre los maltratados agricultores palaciegos, según vaticinan los empresarios responsables de esta aventura iniciada hace poco menos de dos años, los hermanos Antonio y José Miguel Jiménez. Lo confirma el ingeniero técnico de Berlín Biotecnología –filial de la empresa Berlin Export en Navarra–, Pedro Ramos, el representante en Andalucía de este invento que no es sino un fertilizante con su componente básico (nitrógeno, fósforo y potasio; N-P-K) pero reformulado bajo un secreto que es, al decir de los hermanos Jiménez, «como el de la Coca-Cola». El caso es que con una dosis muy pequeña, apenas un litro, se fertiliza una hectárea de modo que el cultivo en cuestión –«sea espárrago, tomate, sandía o melón», como explica Ramos– adquiere el omega-3, es decir, una valor añadido que nace de raíz. Conforme el cultivo crece o se reproduce, el testimonio de omega-3 aumenta. En este sentido, los primeros análisis del esparragal de los Jiménez arrojaban 7,07 milígramos de omega-3 por cada 100 gramos. El último análisis, lo situaba en 13,5. Con lo cual, comerse unos espárragos de las 16 hectáreas que mantiene Agrícola El Manchón en Los Palacios equivaldría, en cuanto a la adquisición de omega-3 se refiere, a disfrutar de unas sardinas o de un buen salmón. «El omega-3 es hoy el santo grial de la alimentación», asegura Ramos, que ya ha convencido de los beneficios de su fertilizante a freseros de Huelva y a productores de árboles frutales en Valencia y Extremadura. «Berlín Export lleva 50 años vendiendo estos fertilizantes, pero hace poco que se está consolidando en España porque es ahora cuando estamos tomando conciencia aquí de la importancia de la alimentación», explica. En cualquier caso, los 130.000 kilos de espárragos que los Jiménez piensan lanzar al mercado en esta campaña, que concluirá a finales de este mes, tienen un destino casi exclusivamente europeo: Francia, Alemania, Holanda... «Es allí donde el espárrago español, como el navarro, tiene buena fama y donde nosotros nos queremos hacer un hueco», asegura Antonio Jiménez, orgulloso de que sus espárragos hayan ganado en sabor y vitalidad con este fertilizante absolutamente ecológico que le sale a unos 130 euros por hectárea. «Detrás de mí vendrán otros muchos agricultores, cuando se convenzan de la rentabilidad de un botecito tan pequeño», insiste, satisfecho al autocalificarse de «pionero de la agricultura en Los Palacios» y recordar que el espárrago es también «un cultivo social»; «aquí empleamos a cinco trabajadores diarios durante medio año». Con la recién conseguida Marca Nacional Colectiva, el tomate de Los Palacios, que ya se vende como tal y que cuenta incluso con un logotipo, se ha convertido por derecho propio en el emblema del campo palaciego. Y todo ello impulsado por el Ayuntamiento, la Asociación de Productores del Tomate y el buen hacer de cientos de manchoneros que miman el producto antes de llevarlo a alguna de las cooperativas locales, como Las Nieves, Parque Norte o Frupal. Precisamente a esta última lleva sus espárragos Agrícola El Manchón. Y de Frupal a los paladares más exquisitos del norte europeo. «Allí es donde hay que defender el producto», asegura Jiménez, a quien, en esta primera campaña que comenzó en enero, le vienen pagando el kilo –de media– a 1,5 euros. «En Europa saben apreciar el valor añadido de que nuestro espárrago contenga omega-3», explica, aunque habrá de esperar una campaña más antes de empezar a rentabilizar su inversión, de unos 60.000 euros. «El futuro pasa por que otros muchos productos agrícolas ofrezcan también este plus del omega-3», asegura Pedro Ramos, al tiempo que recuerda que en otras zonas esparragueras de Andalucía como Huétor Tájar (Granada), que incluso cuenta con la Denominación de Origen, «están preocupados por que en Los Palacios el espárrago venga un mes antes gracias a las condiciones meteorológicas». «Si a ello añadimos que nuestros terrenos arenosos son más adaptables y que ahora ofrecemos omega-3», se ilusiona Jiménez, «si nos tomamos este valor añadido en serio en todos los productos palaciegos, podemos destacar a nivel nacional».

  • 1