viernes, 22 febrero 2019
23:59
, última actualización
Local

"Estoy doblemente agradecida"

Antonia ha logrado ser madre tras recibir un trasplante de corazón en 2006

el 02 jun 2010 / 19:00 h.

TAGS:

Antonia con su pequeño Francisco ayer en el hospital.

En la habitación 328 del Hospital de la Mujer del Virgen del Rocío dormía ayer plácidamente Francisco (2.580 gramos), un niño sonrosado y callado que aún no sabe que es fruto de un milagro. Ya tendrá tiempo de contárselo su madre. Antonia Márquez (20 años y natural de Zalamea la Real, en Huelva) es el primer caso registrado en el hospital sevillano de una trasplantada de corazón que ha logrado ser madre. Antonia ya lo fue hace cinco años aunque como consecuencia de aquel embarazo le quedó una miocardiopatía dilatada (una rara complicación posparto de origen desconocido y que padece una de cada 3.000 personas). La paciente no respondía a ningún tratamiento y la única solución fue conseguir un trasplante. El primer milagro fue posible en julio de 2006. Antonia recibió un corazón y pudo seguir haciendo su vida con total normalidad.

 

Hasta que volvió a quedarse embarazada. La maternidad traía consigo en esta ocasión riesgos muy serios tanto para ella como para el feto. A la madre le podía acarrear desde una diabetes e hipertensión hasta incluso el rechazo del órgano trasplantado y al bebé, la muerte. Pero después de un embarazo de libro, Antonia no se amilanó. Y así, a las 3.25 de la madrugada del 1 de junio, venía al mundo Francisco, con tres semanas de antelación pero sano después de un parto natural. Antonia reconoce que pasó "más miedo" que en el primer parto a lo que su madre, sin embargo, replicó, ante la ensimismada mirada del padre de la criatura: "¡Pero si venía todo el tiempo riéndose!". Ayer, Antonia observaba de reojo a su pequeño Francisco mientras afirmaba casi en un susurro que estaba "doblemente agradecida" al donante que en 2006 le permitió seguir viviendo.

El Hospital Virgen del Rocío informó ayer de este "caso excepcional" y pionero en el centro sevillano. "El caso de Antonia es un caso realmente excepcional", expresó el doctor Ernesto Lage, responsable de la Unidad de Trasplante Cardiaco. "No ha presentado complicaciones significativas y podemos hablar en estos momentos de una mamá y un bebé en perfectas condiciones", añadió.

Por otra parte, la coordinadora sectorial de trasplantes de Huelva y Sevilla, Teresa Aldabó, dio ayer durante la celebración del Día Nacional del Donante los datos de los primeros meses del año. En el Virgen del Rocío se han duplicado las donaciones, pasando de 12 a 20. En total, se han realizado 78 implantes, la mayoría renales (40), seguidos de los hepáticos y los trasplantes de córnea. En el centro sevillano han dado a luz ya 24 madres trasplantadas (tres de hígado, 20 de riñón y Antonia, de corazón).

Los dos centros hospitalarios que han registrado un mayor incremento de donaciones han sido el Virgen del Rocío y el onubense Juan Ramón Jiménez, que ha pasado de una donación a 31 de mayo de 2009 a 8 contabilizadas hasta el pasado lunes.
"Qué mejor noticia para anunciar en un día que queremos expresar nuestra gratitud hacia las miles de personas que han dicho sí a la donación en un momento tan duro de sus vidas; gracias a la generosidad y solidaridad de esas familias, podemos hablar hoy de éxito de los programas de trasplantes, con unos equipos de profesionales ejemplares", matizó la doctora Aldabó.

El adjunto a la coordinación de trasplantes, el doctor José Pérez Bernal, también quiso agradecer en el día de ayer los gestos de solidaridad de los sevillanos y los andaluces que se deciden a donar órganos. "La sociedad es cada vez más solidaria porque también está mejor informada", sentenció durante su intervención en los actos del Día Nacional del Donante.

  • 1