viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Cultura

Eva Dhar: "Cuando el productor vino con el guión, me dije: es mi día de suerte"

La cineasta noruega presentó ayer La joven de las naranjas, película rodada en Sevilla.

el 10 nov 2009 / 20:52 h.

Los responsables de la película ‘La joven de las naranjas’, ayer en el Casino de la Exposición.

La numerosa delegación de la coproducción hispano-noruega La joven de las naranjas llegó ayer a Sevilla encabezada por su directora Eva Dahr, junto a la pareja protagonista (Harald Rosenstrom y Annie Nygaard), que volvió a la ciudad después de haber rodado una parte de la película (la más romántica de toda la película) en nuestras calles.

Además, asistieron el productor y guionista Axel Helgeland, el productor de la sevillana Jaleo Films, Álvaro Alonso, y el novelista Jöstein Gaarder. Todos ellos hablaron sobre la película que ya habían presentado en estas mismas instalaciones un año atrás. "Siempre he admirado a Jöstein", admitió ayer la realizadora ante la prensa, "y cuando Axel vino con la idea del guión pensé que era mi día de suerte".

Dahr confiesa que fue complicado traducir al cine lo que presentaba la novela, "sobre todo por el componente filosófico, porque era difícil convertir las cuestiones filosóficas en imágenes".

No es habitual encontrarse con una coproducción entre dos regiones con una cultura de la vida tan diferente como la fría y helada Noruega y el cálido sur que representa Andalucía. Al respecto, Axel Helgeland declaró que La joven de las naranjas "no es una película tradicional noruega en ningún caso".

Esto se ve confirmado, entre otros elementos, por la diversidad musical que encontramos en la película: "Se ve una diferente influencia porque hay tres historias distintas, y hay un tipo diferente de música para cada historia. Hay tres capas argumentales y temporales en la cinta, y cada una tiene, además una tonalidad de colores distinta", explicó el guionista.

En lo que se refiere al proceso de escritura, Dahr declaró que "nos reunimos todos para tratar de la adaptación y nos dio total libertad, Jöstein fue muy generoso, porque pude buscar soluciones cinematográficas al libro, aunque durante la producción siempre le manteníamos informado", señaló.

Preguntado acerca de nuestra ciudad en la película, Helgeland dijo que "Sevilla en La joven de las naranjas es la parte del cuento de hadas, así lo hemos reflejado. A lo mejor para vosotros es un estereotipo, pero para nosotros es una ciudad de cuento de hadas".

  • 1