sábado, 08 diciembre 2018
09:36
, última actualización
Cultura

Evocaciones míticas a ritmo de big band

MOTIS & CHAMORRO BIG BAND **** Motis & Chamorro Big Band. Andrea Motis, voz, saxo y trompeta. Joan Chamorro, saxo, clarinete y contrabajo. Ignasi Terraza, piano. Josep Traver, guitarra. Esteve Pi, batería. David Mengual, contrabajo. Víctor de Diego y Pablo Arias, saxos y flautas. Fredrik Carlquist, saxo y clarinete. Josep Tutusaus, Toni Belenguer y Sergi Verges, trombones. David Pastor, Mathew Simon y Jaume Peña, trompetas y flugerhorns. Teatro Lope de Vega. Martes 10 de febrero de 2015.

el 11 feb 2015 / 14:26 h.

TAGS:

Quien haya visto la excelente película Whiplash, nominada a cinco Oscars y dirigida por el guionista de la española Grand Piano, y asistiera el martes al concierto de esta big band en el Lope de Vega, no podría sustraerse a la tentación de marcar paralelismos entre este espectáculo y lo que nos cuenta el film de Damien Chazelle. Para empezar su director, Joan Chamorro, es también responsable de la Sant Andreu Jazz Band, la banda de este tipo más joven de Europa; como en el film J.K. Simmons da vida al duro y marcial profesor que dirige la banda del mejor conservatorio de la costa este de Estados Unidos y le hace la vida imposible al baterista protagonista. Quién sabe si tras la piel de cordero con la que se muestra Chamorro se esconde un lobo como el que interpreta quien cuenta con más papeletas para ganar el premio de la Academia al mejor secundario. En los últimos tiempos son muchos los buenos conjuntos que han florecido en España tomando prestados estilos y géneros popularizados en Norteamérica; sin ir más lejos en Sevilla O Sister! rememora la música popular americana de los años treinta con tanto o más respeto y afinidad de la que puedan ofrecer conjuntos autóctonos. Motis & Chamorro Big Band aglutina un excelente conjunto de metales liderados por un apasionado catalán que domina el saxo y el contrabajo y una jovencísima vocalista, Andrea Motis, de voz aterciopelada que recuerda a Norah Jones, modula con sensualidad y toca la trompeta con probado virtuosismo, aunque un acento americano forzado, abriendo excesivamente las vocales, no le beneficien. Ignasi Terraza exhibió elegancia y veteranía como pianista, mientras Esteve Pi marcó infatigablemente el ritmo, derrochando coordinación e imaginación como apostilla el argumento de la película aludida. En el programa grandes clásicos y standards, inaugurado con una pieza original del trombonista Sergi Verges, responsable de la mayoría de los brillantes arreglos exhibidos, que sirvió para demostrar la versatilidad del conjunto, desde el swing al bebop pasando por el cool, el funky y el pop. Chet Baker, Sarah Vaughan, John Coltrane (My Favourite Things de Richard Rodgers, de quien también se interpretó It Never Entered My Mind), Billie Holiday (Lover Come Back to Me y Don’t Explain) y Hoagy Carmichael (Skylark) fueron evocados con admiración y naturalidad. Hubo espacio también para la música brasileña (Samba em preludio y Flor de lis) en formación de quinteto homenajeando a Maria Creuza y Djavan. Todos ellos y ellas devueltos al esplendor que les corresponde gracias a unos músicos sobradamente solventes y acreditados.

  • 1