lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Los difuntos habrán de ser velados en casa durante 24 horas por la huelga del sector

La Junta fija entre un 15 y un 25% los servicios mínimos para los dos días de paro convocados por los trabajadores de las funerarias

el 13 jun 2014 / 17:51 h.

TAGS:

Operarios de una funeraria transportan un cadáver. / EFE Operarios de una funeraria transportan un cadáver. / EFE Sólo se cubrirá como máximo una cuarta parte de los servicios funerarios y habrá que velar a los difuntos, como antaño, en las casas particulares. El sindicato CCOO-Sevilla ha informado que la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ha fijado los servicios mínimos para la huelga del sector funerario en la provincia que se llevará a cabo el lunes y el martes próximos, convocada por CCOO y UGT, cubriéndose entre un 15 y un 25 por ciento de los casos. Según indica en una nota, los cadáveres permanecerán 24 horas en los domicilios particulares antes de ser recogidos si han fallecido allí, mientras que, en el caso de los decesos producidos en hospitales, los difuntos serán depositados en las cámaras frigoríficas de los centros hasta 48 horas, «según lo dictado por la Junta». En este marco, CCOO lamenta que la «cerrazón» de la patronal del sector funerario, formada por grandes aseguradoras, «haya obligado a los sindicatos a llegar a una huelga que sufrirán las familias en un momento tan doloroso». El sindicato recuerda que la patronal llegó a rechazar en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos de Andalucía (Sercla) un acuerdo propuesto por los propios mediadores, y que recogía «casi literalmente la propuesta que la propia patronal había presentado sobre salarios y duración del convenio». «La patronal incluso dio marcha atrás sobre sus propias propuestas y sobre los compromisos que había mantenido fuera de la mesa de negociación, tanto con los sindicatos como con diversas instancias que intentaron mediar en el conflicto», añade CCOO, mientras que reitera su disposición al diálogo «hasta el último minuto previo al conflicto e incluso una vez iniciada la huelga». Los trabajadores de los servicios funerarios acordaron convocar esta huelga el pasado 27 de mayo ante el estancamiento de las negociaciones del convenio del sector. CCOO defiende que la convocatoria del paro técnico surge tras nueve meses de reuniones y la postura de la patronal del sector, que «no le basta la congelación salarial y exige más concesiones a los trabajadores». «La patronal se ha negado una vez más a hacer concesión alguna, a pesar de que la oferta de los sindicatos ha sido aceptar un cero por ciento de subida para este año. Exigen, además, polivalencia para la inmensa mayoría de las plantillas, de modo que el personal de recepción y los agentes comerciales puedan manipular cadáveres, lavar los coches fúnebres o barrer las dependencias, y los funerarios hacer de agentes comerciales o de recepcionistas. La patronal demanda, también, que se hagan traslados de más de 500 kilómetros con un solo conductor y sin acompañantes», según denuncia CCOO. Y todo ello, por «la actitud de provocación y la negativa a una negociación seria de la patronal Agefuse», que agrupa a las principales aseguradoras como Mapfre, Ocaso, Santa Lucía, y a los tanatorios de la SE-30 y de Servisa, entre otros. CCOO y CGT lamentan haber llegado a esta convocatoria de huelga, pero «no podemos consentir el abuso de unas grandes empresas funerarias que, según los datos de que disponemos, triplicaron sus beneficios en los dos últimos años, que no conocen la crisis, –pues de hecho están ampliando sus instalaciones y abriendo nuevos tanatorios y crematorios–, que pretenden aprovecharse de la crisis para aumentar sus ya abultados beneficios».

  • 1