lunes, 22 abril 2019
19:29
, última actualización
Local

Francia detiene a dos etarras que estaban 'plenamente operativos'

Ya no cabe la menor duda de que Francia está trabajando codo con codo con España para acabar con la banda terrorista ETA. Prueba de ello son las dos nuevas detenciones que se realizaron ayer en la localidad francesa de Tarascon-sur-Ariège (cerca de la frontera franco-andorrana). Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 18:16 h.

TAGS:

Ya no cabe la menor duda de que Francia está trabajando codo con codo con España para acabar con la banda terrorista ETA. Prueba de ello son las dos nuevas detenciones que se realizaron ayer en la localidad francesa de Tarascon-sur-Ariège (cerca de la frontera franco-andorrana).

Agentes de la Gendarmería francesa detuvieron en un control rutinario a dos presuntos miembros de ETA que circulaban en ese momento en bicicleta, un sistema de transporte cada vez más frecuente entre los miembros de la banda desde que el jefe de los comandos, Garikoitz Aspiazu, Txeroki, lo fomentase por razones de seguridad.

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, indicó que ambos supuestos terroristas eran huidos de un comando de Guipúzcoa y que estaban "plenamente operativos", aunque fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por Europa Press descartaron que planeasen cruzar a España, entre otras razones porque llevaban 10 días durmiendo en el monte.

Los arrestados, Joseba Mikel Olza Puñal y Ugaitz Astiz Arangoa, son dos colaboradores del comando Urrederra de ETA, desarticulado en Guipúzcoa por la Guardia Civil en marzo de 2007, tres meses antes de que ETA declarase formalmente el final de la tregua. Ambos iban armados, con una pistola y un revólver, llevaban documentación a nombre de ETA y documentación española falsificada y tenían la intención de robar un coche.

El hecho de que no llevasen una fuerte suma de dinero, ni varios juegos de documentación, refuerza la idea de que entre sus planes inmediatos no estaba pasar a España. Así Rubalcaba afirmaba ayer en el Congreso: "Es evidente que se trata de dos presuntos miembros del aparato militar de ETA. Y dos juntos en dos bicicletas y armados forman un comando. Lo que estuvieran haciendo, lo sabremos". La operación de marzo de 2007 contra el Urederra permitió detener a un liberado, José Ángel Lerín, y varios legales que guardaban un arsenal de armas y explosivos. Sin embargo, una decena de miembros del comando logró huir. Algunos de ellos escaparon de la Justicia, pero no consiguieron ingresar en la estructura de ETA al otro lado de la frontera, caso de Garikoitz Pascual Muneta y Eneko Pascual Calvo, detenidos en febrero pasado en Bayona. Sin embargo, otros, como los detenidos ayer o como la huida Leire López Zurutuza, están considerados miembros de la estructura actual etarra. La fotografía de López Zurutuza aparece a la derecha de la de Joseba Mikel Olza desde el 29 de julio del año pasado, cuando Interior distribuyó 5.500 carteles con las caras de etarras que podrían haber entrado en España.

No hablan francés. Ninguno de los dos presuntos etarras hablaba francés, pero uno de los gendarmes pudo entenderse con ellos en español y les pidió que se identificaran, algo a lo que se negaron. Entre la documentación encontrada a los detenidos figura una falsa con el nombre de Ramón García Giuliano. Cuando los agentes de la Gendarmería estaban procediendo a la identificación, los presuntos etarras intentaron escapar. Uno de ellos fue alcanzado por los gendarmes y el segundo, al acudir en auxilio de su compinche fue también detenido. Después, ambos se declararon miembros de ETA y no dijeron nada más, según las mismas fuentes.

En un pequeño bolso que llevaba uno de ellos, los agentes hallaron documentación "firmada" por ETA. Además, ambos portaban dos armas cortas, en concreto un revólver y una pistola automática. Los presuntos etarras fueron encerrados en dependencias policiales de Tarascon sur Ariège, mientras la Fiscalía de Ariège, así como la sección Antiterrorista de la Fiscalía de París se encargaban de la investigación.

La ministra francesa del Interior, Michèle Alliot-Marie, indicó que 31 etarras han sido detenidos en suelo francés en lo que va de año.

  • 1