sábado, 20 abril 2019
12:08
, última actualización
Economía

Fusiones de última hora

Las cajas deben presentar mañana sus planes al Banco de España

el 26 mar 2011 / 19:36 h.

Banca Cívica ha reconocido esta semana que está abierta a nuevas alianzas.

Las cajas de ahorros tienen que trasladar al Banco de España sus planes de recapitalización, como muy tarde, mañana. La semana ha sido intensa para estas entidades y los procesos de última hora se han ido sucediendo en estos días, lo que ha llevado a una segunda ronda de fusiones tras la de junio del pasado año, cuando las entidades se enfrentaban al límite para recurrir a las ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). A pesar de que sólo quedan horas, las negociaciones siguen abiertas en varios frentes.

El pasado jueves, Banca Cívica -el Sistema Institucional de Protección (SIP) en el que está incluido Cajasol- reconoció que, a pesar de que semanas antes había negado nuevas adherencias, estaba abierta a alianzas. La entidad financiera hizo públicas sus intenciones después de que saliera a la palestra que mantenía negociaciones con Unnim, aunque finalmente negó estos contactos.

El pasado lunes, la malagueña Unicaja informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que había llegado a un principio de acuerdo con Caja España-Duero. La alianza se canalizará a través de un banco, que presidirá el andaluz Braulio Medel, pues la mayoría del capital pertenecerá a la entidad andaluza.

Con ello, se convierte en la quinta unión de cajas más grande de España -tras Bankia, La Caixa, Banco Base y casi tocando a Catalunyacaixa- por activos, con 80.957,68 millones de euros, según los últimos datos disponibles, a 30 de septiembre pasado, en la patronal del sector, la CECA.

El jueves, el consejo de administración aprobó por unanimidad la constitución de una entidad bancaria "para el ejercicio indirecto de la actividad financiera de la caja", bajo el mantenimiento de "su modelo actual de caja de ahorros generadora de obra social".

Pero no sólo las cajas andaluzas están implicadas en estos procesos de última hora. También las vascas han dado un paso al frente en los últimos días.

Así, BBK, Caja Vital y Kutxa comunicaron el pasado jueves a sus plantillas el acuerdo alcanzado para su integración y que, a partir de ese día, iban a empezar a trabajar en un plan, que, en principio, incluirá la creación de comisiones de trabajo, para dar contenido al acuerdo hasta su cierre definitivo. Esta unión beneficia a Cajasur, que fue absorbida en su momento por BBK.

Una vez se formalice un acuerdo definitivo entre estas cajas, éste se someterá a la aprobación de los órganos competentes de las entidades y se comunicará inmediatamente al mercado.

En Banco Base se encuentra otro de los frentes abiertos a pocas horas del límite dado por el Banco de España. Cajastur y la CAM negocian contrarreloj para solucionar sus discrepancias respecto a la necesidad de solicitar fondos públicos para cumplir con las exigencias de capital establecidas por el Gobierno y mantener su unidad. La asturiana y la alicantina están en desacuerdo respecto a la valoración de activos de la CAM, después de que ésta diera a conocer al SIP unos resultados peores de los esperados, con una morosidad del 9% y una elevada exposición de la caja al sector inmobiliario.

  • 1