miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Economía

Gobierno y PP pactan anular la subida de la luz prevista para julio

La factura subirá igualmente pues le afectará el aumento de dos puntos del IVA

el 24 jun 2010 / 09:43 h.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, y el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, ayer en Madrid.

Por fin, el Gobierno y el principal partido de la oposición se ponen de acuerdo en algo que, además, afecta a la mayoría de los españoles. El Ejecutivo y el PP han acordado suspender la subida de la luz prevista para julio como paso previo a alcanzar un pacto en materia energética y para lo que, en un primer momento, se centrarán en revisar en profundidad todos los costes que soporta el sistema eléctrico.

Así lo explicaron ayer el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y el portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, que confiaron en alcanzar un pacto lo antes posible y aseguraron que se sentarán a negociar "sin líneas rojas". Sebastián pidió al resto de partidos que se sumen al acuerdo y aseguró que los representantes de CiU con los que ha hablado ya le han mostrado su predisposición a hacerlo.

"Como se van a revisar todos los costes del sistema, no tendría sentido actuar por el lado de los ingresos, que es lo que vamos a dejar para el final", explicó Sebastián para justificar la decisión de suspender la subida de la tarifa de último recurso (TUR) prevista para el 1 de julio, aunque puntualizó que esto no implica que no suba en el futuro. De hecho, el precio de la luz no dejará de crecer el próximo mes, ya que será entonces cuando se aplique la subida del IVA, que pasará del 16% al 18%. Entre los costes regulados a revisar se encuentran las primas a las renovables, que estaba previsto que se modificaran antes del 1 de julio, un plazo que queda descartado.

Gobierno y PP han creado un grupo de trabajo que, además de revisar los costes para mitigar su impacto sobre la competitividad en la industria, abordará la definición de un mix energético para 2020 "equilibrado y diversificado" y el desarrollo de las interconexiones internacionales.

También se centrará en profundizar en la liberalización de los mercados, en el reforzamiento de las políticas de eficiencia energética y en las medidas para lograr el cumplimiento de los objetivos en energías renovables de una "manera sostenible técnica y económicamente". Además trabajará en la seguridad nuclear y la gestión de residuos nucleares, por lo que la decisión sobre la ubicación del ATC podría sufrir retrasos en el calendario previsto.

A este respecto, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró que es "un primer paso" para llegar a un pacto energético, pero advirtió de que para alcanzarlo todos tendrán que "ceder", mientras que el líder del PP, Mariano Rajoy, expresó su deseo de que permita desarrollar una política energética "para muchos años y sin prejuicios ideológicos".

Por su parte, formaciones nacionalistas y minorías de izquierdas del Congreso desconocían ayer el contenido del acuerdo y, aunque valoraron como positiva la noticia para los consumidores, recelaron de las condiciones del pacto. Sebastián prevé mantener una reunión con los grupos de la oposición en julio, previsiblemente el día 7.

Por su lado, las organizaciones de consumidores (como OCU, UCE y Facua) valoraron la medida, pero dijeron que es insuficiente, ya que es necesaria una mejora que ahonde en los intereses de los usuarios y recordaron que la luz subirá por el alza del IVA.

Las eléctricas dicen que debería incrementarse un 7,5%

El presidente de la patronal del sector eléctrico Unesa, Pedro Rivero, calificó ayer como "muy grave" el pacto al que han llegado el Gobierno y el PP para no aplicar la subida de la luz en julio, que según sus cálculos, debería haber sido del 7,5%. Durante la presentación de la memoria anual de la patronal, Rivero, visiblemente contrariado por la noticia, apuntó que sólo hará que empeore el problema del déficit de tarifa, que este año rondará los 20.000 millones de euros y que se genera porque el recibo de la luz no cubre todos los costes que soporta el sistema.

"El sistema aguanta, sí, pero como a un elefante se le pone un alfiler y resulta que ni lo nota, si se le sigue pinchando al final quien le derriba es el último alfiler", advirtió Rivero, que insistió en que "de la suma de las veces que ha sido inoportuno subir la tarifa se nos deben 20.000 millones".

Rivero se preguntó si es responsable evitar que los precios evolucionen en función de los costes y en régimen de mercado e ironizó con los posibles motivos que han podido llevar al Gobierno y al PP a alcanzar un pacto.

"Seguro que lo hacen pensando en que con esta decisión pierden un montón de votos", dijo Rivero. De este modo, explicó que en virtud de la propuesta de subida de las tarifas de acceso del 10% para hogares y pymes y del resultado ayer de las subastas para la compra de la energía, la tarifa de último recurso (TUR), la única que fija el Gobierno, debería haber subido en julio el 7,5%.

Otras fuentes de las compañías eléctricas consultadas por Efe coincidieron en la conveniencia de que los principales partidos alcancen un gran acuerdo sobre energía, pero consideraron que la decisión de dejar en suspenso la subida de la tarifa eléctrica regulada aumenta la incertidumbre.

Según estas mismas fuentes, la sensación es de "desconcierto", ya que "lo único seguro" es que se congelan las tarifas, pero no se sabe "hasta cuándo" ni si se concretan las líneas de trabajo. 

 

  • 1