jueves, 15 noviembre 2018
18:50
, última actualización
Economía

Grecia y la troika europea llegan a un acuerdo que allana el segundo rescate

Aún falta que los líderes de los partidos que forman el gabinete de coalición (socialdemócratas, conservadores y ultraderecha) den su visto bueno en la reunión de esta noche

el 07 feb 2012 / 18:32 h.

El Gobierno de Atenas y la troika formada por la Comisión Europea el Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Central Europeo (BCE) han llegado a un principio de acuerdo sobre los recortes exigidos para que el país reciba un nuevo préstamo internacional y evite la bancarrota, dijo hoy a Efe una fuente del Ejecutivo griego.

Sin embargo, aún falta que los líderes de los partidos políticos que forman el gabinete de coalición -socialdemócratas, conservadores y ultraderecha- den su visto bueno, cuando a partir de las 21.00 hora local de hoy (las 20.00 en España) se reúnan con el primer ministro griego, Lukas Papademos.

Grecia afronta una nueva jornada de negociaciones de vértigo, al filo de la bancarrota, mientras los ciudadanos protestan en la calle contra los duros recortes sociales. En las calles de Atenas pueden verse a manifestantes quemando banderas alemanas, es una muestra de cómo los griegos consideran que la austeridad impuesta desde Berlín a cambio del rescate financiero, está condenando aún más a la economía helena.

"De momento es sólo un borrador de acuerdo; hasta que no reciba el visto bueno de los líderes políticos no podemos considerarlo cerrado", indicó la fuente.  Se trata de un paquete de medidas adicionales de ahorro exigido para que Grecia obtenga un nuevo crédito, de al menos 130.000 millones de euros, que evite su bancarrota.

A un eventual placet de los líderes políticos seguiría mañana su aprobación en Consejo de Ministros y una tramitación de urgencia en el Parlamento. No obstante, diputados de los partidos en el Gobierno ya han mostrado su rechazo a las nuevas medidas de austeridad exigidas por la troika.

 De acuerdo a los medios griegos, éstas serían una rebaja de entre el 20 y el 25 % del salario mínimo (actualmente 751 euros brutos), recortes del 20 % de las pensiones por encima de 1.000 euros y una disminución sustancial de los complementos que superen los 150 euros en todas las pensiones.

  • 1