Local

Griñán: "No lucharé contra una encuesta ni me haré fotos con una encuesta"

el 25 dic 2010 / 17:45 h.

TAGS:

El presidente Griñán, durante otra entrevista en la SER.

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, valoró ayer por primera vez los resultados del Barométro del IESA -conocidos el lunes- que dan una ventaja electoral de 9 puntos al PP y lo sitúan, por primera vez, al borde de la mayoría absoluta en Andalucía.

Como durante toda la semana el Gobierno andaluz y el PSOE han hecho, Griñán insistió, en una entrevista con la Cadena Ser, en que "lo que se ve en la encuesta es la crisis económica" y que no tiene "interés en luchar contra la encuesta" sino "contra la crisis". Del mismo modo, dijo, tampoco le interesa "creer" que ha "ganado las elecciones con una encuesta", un mensaje directo al optimismo del PP ante el sondeo.

En el barómetro, Zapatero aparece como el líder peor valorado y tampoco Griñán aprueba, aunque supera a sus oponentes, pero para el presidente todo es fruto de la coyuntura económica. "En una crisis como esta, hasta un personaje como el presidente Obama está en las cotas más bajas de popularidad. Le pasó a Gordon Brown en el Reino Unido, le pasó a Sarkozy en Francia y le pasa a Zapatero en España", dijo.

Aunque aseguró que los gobernantes tienen "toda" la responsabilidad, insistió en el argumentario sobre el coste electoral del paro y la necesidad de tomar "decisiones tan drásticas como congelar las pensiones o recortar el sueldo a los funcionarios" ante lo que "hay que demostrar y convencer al ciudadano de que son medidas necesarias".

En ese contexto de dificultad situó la elaboración de los presupuestos, aprobados el miércoles sólo con los votos del PSOE, que defendió como los mejores posibles ante una caída de los ingresos y sin posibilidad de endeudarse. Pero sacó pecho por mantener "la seña del socialismo" en la apuesta por las políticas sociales, consciente de las críticas despertadas desde la izquierda por los recortes o subidas fiscales.

Pero antes de las autonómicas sondeadas por el IESA, muchos ven en las municipales de mayo una prueba para medir si el vuelco electoral en Andalucía es posible. Griñán cree que son elecciones "distintas" en las que influye mucho tener o no el ayuntamiento y sobre todo el candidato. El PSOE hará "una campaña de proximidad" en la que él estará "en primera fila".

Preguntado por el riesgo que asume, si un mal resultado lleva al PSOE a replantearse su candidatura, fue tajante: "Yo me la juego todos los días y en la vida pienso cuál es mi proyección profesional o en mi destino político". Griñán también aludió a la crisis interna que abrió la dimisión de su número dos en el PSOE, Rafael Velasco, tras la polémica por las subvenciones a una empresa en la que trabajaba su mujer.

Demuestra que los socialistas tienen "un concepto de la ética mucho más profundo que la derecha" ya que "no ha cometido ninguna irregularidad, su mujer tampoco y se fue para no perjudicar al partido".

  • 1