sábado, 20 abril 2019
04:53
, última actualización
Deportes

Guillén: "No lo sé ni yo si voy a seguir tras la Junta del viernes"

Francisco Estepa, administrador juidical, pretende que el actual consejo permanezca hasta el final de la instrucción, aunque desde diversos frentes se reclaman dimisiones inmediatas en el Betis.

el 24 mar 2014 / 14:25 h.

miguel-guillen-02En la Junta Extraordinaria de Accionistas del Real Betis SAD del próximo viernes nadie sabe, en estos momentos, qué es lo que va a ocurrir. “No lo sé ni yo si voy a seguir, la situación es muy compleja y delicada”, nos indicaba este mismo lunes el presidente Miguel Guillén El deseo del nuevo administrador judicial, Francisco Estepa, es que el actual consejo permanezca hasta el final de la instrucción -que seguramente irá bastante más allá del mes de junio-, pero los actuales consejeros son conscientes de que han errado gravemente en la planificación deportiva -no así en otras muchas parcelas pero esa es la principal en un club de fútbol- y que deberían marcharse ya por ello, como reclaman desde diversos frentes y Por Nuestro Betis (PNB), asociación que ha solicitado formalmente la Junta de Accionistas del viernes para debatir sobre la Fundación Real Betis y auspiciar un relevo en el consejo. La cuestión es que Francisco Estepa, administrador judicial del paquete mayoritario desde hace apenas dos meses y cuyas decisiones serán las que tengan validez en la Junta, ni se ha reunido con los representantes de PNB para oir sus propuestas después de que estos declinaran acudir a una cita junto a las otras plataformas (Liga de Juristas y Béticos por el Villamarín) y tampoco lo ha hecho con accionistas de peso en la entidad como Manuel Castaño Rufino González, señal de que no cuenta con ellos para el gobierno de la entidad. El consejo de Miguel Guillén se debate en estos momentos entre dimitir de manera irrevocable el viernes y dejar el club en manos de Estepa o continuar al menos hasta junio y dar tiempo al administrador judicial a que organice un relevo más ordenado. El cuerpo les pide irse -el vicepresidente Pablo Gómez Falcón lo tiene muy claro- pero el sentido de la responsabilidad les invita a permanecer para no dejar un vacío de poder en la entidad, ya que no aparecen candidatos que ofrezcan garantías para ocupar sus puestos en estos momentos tan delicados, con el equipo a un tris de descender salvo milagro en las nueve jornadas que restan. Mientras eso ocurre, Guillén y sus consejeros siguen trabajando en la búsqueda de un director deportivo y un director financiero y esta misma semana esperan recepcionar las obras de la ciudad deportiva, que aún hay que acondicionar interiormente.

  • 1