miércoles, 19 diciembre 2018
14:44
, última actualización
Deportes

¿Hay fondo de armario?

Emery tira de rotaciones en el primer envite ante el Granada, que se centra en la Liga pero avisa de que dará guerra en los octavos de la Copa. Rico, Aspas y Deulofeu apuntan al once

el 08 ene 2015 / 10:42 h.

SEVILLA FC 14-15 Gameiro, Kolo, Deulofeu e Iborra, entre otros. Foto: Manu Gómez. El maratón de partidos que le espera al Sevilla en las próximas semanas condiciona tanto la lista de convocados que ayer dio Unai Emery para la visita de esta tarde a Granada como las de los próximos encuentros. Y eso que el Sevilla se ha marcado como objetivo importante la Copa del Rey, en cuyo camino se ha cruzado un entristecido Granada más preocupado por su marcha liguera que por el torneo del KO. Sea como sea, la de hoy es una gran oportunidad para calibrar el estado real de las piezas de repuesto de que dispone el Sevilla. En Los Cármenes no estarán ni el delantero estrella, Carlos Bacca, ni el portero indiscutible, Beto, ni uno de los jugadores más utilizados, Daniel Carriço. Todos descansan y centran sus miras en la no menos importante visita del conjunto nervionense al Almería el próximo domingo en la Liga. Los recambios de Unai están claros: Sergio Rico –Barbosa al fin ha entrado en una convocatoria, pero será suplente–, Alejandro Arribas y Kevin Gameiro. No serán las únicas novedades que introduzca Emery en el once inicial, toda vez que el protestón Iago Aspas –cazado por las cámaras de Canal Plus el pasado sábado reprochándole al entrenador que siempre hace los mismos cambios y que él nunca es el elegido para jugar– tiene muchas papeletas para actuar también desde el pitido inicial, escorado a la izquierda probablemente. Como decíamos, es una oportunidad de oro para comprobar el fondo de armario del Sevilla y calibrar en qué medida puede tirar de él Emery en partidos más complicados y en situaciones de máxima necesidad. Las ganas de jugar que Aspas mostró con su enfado ante el Celta deben quedar plasmadas en un buen partido en Los Cármenes. Igual que el ansia de minutos que Gameiro ha reconocido en varias entrevistas en medios franceses. Otro nombre que tendrá que reaparecer es el de Iborra, missing desde que fuera imputado por el supuesto amaño del Levante-Zaragoza de hace tres temporadas y desde que se lesionara el tobillo, percance del que ya está recuperado. Probablemente sea titular, de cara sobre todo a que coja ritmo de competición y no actúe en Almería de primeras tras varias semanas sin ir convocado. Le acompañará Krychowiak, quien descansará forzosamente el fin de semana. El otro nombre propio será el de Deulofeu, borrado de la mente de Emery en las últimas fechas. Se espera también mucho del catalán, con ganas de reivindicarse. Por mucho que avise Caparrós, la Liga –donde no gana desde hace más de tres meses– es la vida del Granada, que llega a esta incómoda eliminatoria repleto de bajas: Piti, Córdoba, Juan Carlos, Javi Márquez, Rochina, Jeison Murillo, Martins y Machís. Foulquier, además, está tocado. Y como remate, las rotaciones de un Caparrós con la soga al cuello y que cuando de verdad se la juega es el domingo, también en Los Cármenes, ante la Real.

  • 1