Economía

Heineken cede a Mahou el trono español de la cerveza

Le ha cogido la delantera. Heineken España, compañía propietaria de Cruzcampo y cuya sede social radica en Sevilla, perdió el año pasado su tradicional liderazgo en la producción cervecera a manos del grupo Mahou-San Miguel. La clave: la adquisición por parte de esta última de la granadina Alhambra.(Foto: José Manuel Cabello).

el 15 sep 2009 / 03:26 h.

Le ha cogido la delantera. Heineken España, compañía propietaria de Cruzcampo y cuya sede social radica en Sevilla, perdió el año pasado su tradicional liderazgo en la producción cervecera a manos del grupo Mahou-San Miguel. La clave: la adquisición por parte de esta última de la granadina Alhambra.

Mahou-San Miguel se bebió el pasado año a la empresa granadina Alhambra mientras Heineken España vendía su marca jiennense. Son dos de las razones -hay más- por las que el ranking cervecero español se ha alterado y esta última ha cedido a aquella el liderazgo de la rubia nacional.

En efecto, la asociación Cerveceros de España, que aglutina a la inmensa mayoría de la industria, hizo ayer público su balance 2007 y, tras varios años de silencio, volvió a incluir datos de producción por firmas. Y según éstos, Mahou-San Miguel contabilizó 12,86 millones de hectolitros, frente a los 11,5 millones que arrojó Heineken. Ya lejos se sitúa Damm, con sus 7,57 millones de hectolitros, mientras que ninguna otra compañía española -de perfiles muy regionales o locales, como Hijos de Rivera, Cervecera de Canarias o La Zaragozana- alcanzó el millón. En conjunto, 34,3 millones, el 2,2% menos respecto a 2007.

Junto a la citada adquisición de Alhambra -era única cervecera independiente que quedaba en la comunidad andaluza-, a Mahou-San Miguel le dio resultado su impresionante apuesta por la publicidad, y se aprovechó de que Heineken -que se desprendió de Alcázar para cumplir con las condiciones impuestas, allá por 1999, por el Tribunal de Defensa de la Competencia para autorizar la fusión de El Águila y Cruzcampo- perdió su mayor aliado, el calor, en su principal granero, Andalucía.

Así, el consumo de cerveza en España descendió un 5% en 2007, hasta 56 litros per cápita, a pesar de que las ventas aumentaron un 1,52%, hasta 33,2 millones. El director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla, explicó ayer que esta caída del consumo se debió a las bajas temperaturas registradas, que arrastran el negocio en la hostelería, y a la desaceleración de la economía. El segmento que más crece, el de la sin alcohol -1,8% en 2007 y 61% en un lustro-

La zona sur (Andalucía, sur de Extremadura, Ceuta y Melilla) se mantiene como la que registra mayores ventas, con 7,9 millones de hectolitros (23,8% del total). Claves, clima y turismo.

  • 1