martes, 18 diciembre 2018
20:48
, última actualización
Local

Homenaje a un "referente" de la pediatría sevillana

El doctor Gómez de Terreros, uno de los creadores del Hospital Infantil del Virgen del Rocío, se jubila tras 45 años de trabajo

el 20 oct 2011 / 21:39 h.

TAGS:

Una institución entre los profesionales sanitarios de la ciudad. Para los pediatras, un pilar, referente nacional en los aspectos sociales de la especialidad y en el maltrato infantil. Así fue como sus compañeros despidieron ayer al doctor Ignacio Gómez de Terreros Sánchez, en un emotivo acto que cierra su etapa al frente de la unidad de Pediatría del hospital Virgen del Rocío.

Tal y como recordaron los conferenciantes -pues el homenaje consistió en una mesa redonda-, han sido 45 años en los que la atención hospitalaria de nuestra ciudad ha mejorado mucho, siendo ésta una de las preocupaciones constantes del doctor Gómez de Terreros, especialmente en lo tocante a la medicina infantil.

El doctor José González Hachero, catedrático de Pediatría de la Universidad de Sevilla vinculado al hospital Macarena, recordó cuando juntos iniciaron su carrera "un tanto precariamente" en la antigua Casa Cuna, a finales de los 60. Poco después, en 1971, el homenajeado sería testigo y protagonista de la creación del Hospital Infantil Virgen del Rocío, uno de los primeros hospitales pediátricos "propiamente dichos" de España, tal y como recordó José Luis Serrera, vicepresidente de la Real Academia de Medicina de Sevilla y antiguo compañero del homenajeado.

Antes de eso, otros responsables médicos, compañeros y amigos habían explicado el alcance de su labor. En el aspecto académico, según Juan Ramón Lacalle, decano de la facultad de Medicina, fue "un brazo que siempre estuvo ahí para apoyarse" en su papel de vicedecano. Como profesor fue "de esos docentes que crean futuros profesionales ilusionados y comprometidos".

En su faceta de médico asistencial y responsable de la unidad de pediatría del Virgen del Rocío, el propio director gerente del hospital, Francisco Javier Torrubia, destacó lo que deja atrás: "más que como una unidad médica han trabajado como una familia, a la vez que creaban todo tipo de actividades que abrían el hospital a la sociedad. Tras haber sido el pilar de la sección durante estos años, que ha convertido en un referente nacional y una auténtica institución, nos deja el legado de su ejemplo".

Sin ocultar su incomodidad por tanto homenaje, llegó el turno de hablar para el propio Gómez de Terreros. Quiso el pediatra destacar varias ideas, entre ella, sin dejar de ser crítico, el "innegable avance" experimentado por la asistencia hospitalaria en Sevilla en estos años. Considerado uno de los pioneros en la investigación sobre el maltrato infantil en nuestro país, labor por la que recibió la Cruz de Oro de la Solidaridad Social de manos de la Reina Doña Sofía, expresó que la labor ha de continuar, recomendando un tratamiento similar del tema al que se realiza con las mujeres maltratadas (coordinación entre administraciones, campañas sensibilizadoras, etc...).

Recordando la labor de muchos otros profesionales sanitarios ya desaparecidos, expresó su mensaje final y más importante, extraído de su experiencia: en un hospital todos han de ser "como una piña", trabajar juntos con el mismo objetivo, cada uno desde su puesto. "Así hemos sido la vieja guardia, y gracias a ello se ha conseguido todo lo que tenemos ahora", manifestó.

  • 1