lunes, 22 abril 2019
21:58
, última actualización
Local

Hoteles y consumidores critican la falta de participación en la nueva ordenanza del taxi

El gerente de la Asociación de Hoteles de Sevilla y provincia ha explicado que esta medida derivará en riesgos ya que podría llegarse a acuerdos con los taxistas "que luego no nos satisfagan y no podamos asumir".

el 22 feb 2010 / 12:38 h.

TAGS:

Los sectores asociados de hoteleros y consumidores de Sevilla, directamente implicados en lo que respecta a la prestación del servicio del taxi en la capital hispalense, coincidieron hoy en la crítica hacia el Ayuntamiento de la ciudad por la falta de participación de la corporación en la elaboración de la nueva ordenanza del gremio.

El gerente de la Asociación de Hoteles de Sevilla y provincia (AHS), Santiago Padilla, explicó a Europa Press que, en este sentido, la actuación del Consistorio implica "un riesgo que imaginamos será calculado", ya que podría llegarse a acuerdos con los taxistas "que luego no nos satisfagan y no podamos asumir".

"Puede que la estrategia que están siguiendo obedezca a que donde más dificultades prevén encontrar es en el sector del taxi, pero entonces existe ese riesgo", abundó Padilla, que indicó, respecto a la gestión de los servicios a hoteles contemplados en las nuevas ordenanzas, que "hay criterios que serían inasumibles y que van a tener que hacer con nosotros".

El gerente de la AHS quitó importancia a la metodología en beneficio de los resultados y recordó que la redacción de la nueva ordenanza ha estado varada durante un largo periodo, "por lo que ahora es más complicado, como todo lo que se dilata en el tiempo".

De su lado, el secretario general de la Asociación de Consumidores en Acción (Facua) de Sevilla, Rubén Sánchez, expuso a Europa Press que el colectivo de consumidores "sigue viendo cómo no existe el debate que se prometió desde la delegación hace muchísimo tiempo sobre la ordenanza", a pesar de que el ente cumplió cuando se le solicitó "rapidez" en la emisión de sus propuestas.

"Una vez más, todo indica que la ordenanza será elaborada por el Ayuntamiento sin contar con los agentes sociales", dijo Sánchez, que recordó, ante las conversaciones emprendidas entre el Ayuntamiento y los taxistas para perfilar la nueva normativa, que "no se trata de una norma para el sector, sino también para sus usuarios, y obviarlos en la búsqueda de debate y consenso es dar la espalda a los ciudadanos".

En cuanto a las reivindicaciones de la organización de cara a su integración en las ordenanzas, el secretario general de Facua Sevilla incidió en la necesidad de los protocolos de inspección del Ayuntamiento, "que dejan mucho que desear", así como la actualización de la norma en cuanto a la regulación de las emisoras y el control sobre el sector para acabar con abusos, "contra los que nos vemos resultados por las supuestas inspecciones municipales".

TAXISTAS ALEGARAN EN LAS CONTRATACIONES DE HOTELES

La asociación mayoritaria en el sector del taxi de Sevilla, de su lado, ya anunció que presentará alegaciones al borrador de la futura ordenanza reguladora del sector en la capital hispalense en lo que respecta al apartado que regla los servicios concertados, que se daría cuando usuario y taxista hayan pacto la prestación de un servicio introduciendo la concertación como derecho del usuario, lo que supondría que los hoteles podrían contratar a algunos taxis de modo particular.

En el borrador de la nueva ordenanza, al que ha tenido acceso Europa Press y en el que aún están por agregar las aportaciones de los sectores implicados, se regula la concertación realizada entre empresa y uno o varios profesionales del taxi para el servicio a empleados o clientes mediante un contrato debidamente formalizado, entre una administración pública y uno o varios taxistas, un usuario o grupo de ellos para servicios periódicos y entre el usuario y cualquier emisora que actúe en el término municipal de Sevilla, con al menos dos horas de antelación.

Por otra parte, en el mismo se alude a una intervención por parte de la administración en la gestión de las emisoras del taxi, como parte del servicio, mientras que en uno de los textos incluidos se abre la puerta a la adscripción "obligatoria" a una de las emisoras que actúen en la ciudad.

  • 1