miércoles, 21 noviembre 2018
17:33
, última actualización
Local

Imputan estafa al dueño de una tienda 'compro-oro' de Los Palacios por irregularidades en el pesado

A I.N.F., vecino de la localidad palaciega, se le atribuye una supuesta falta de estafa como dueño de  un establecimiento de 'compro-oro' en el que se habría cometido fraude en el pesado de las piezas.

el 31 oct 2011 / 11:07 h.

TAGS:

Miembros del Area de Investigación de la Guardia Civil del Puesto Principal de Los Palacios (Sevilla) han imputado a I.N.F., un vecino de la localidad palaciega, una supuesta falta de estafa como dueño de un establecimiento de 'compro-oro' en el que se habría cometido fraude en el pesado de las piezas.

La Benemérita ha informado en un comunicado que de los hechos se tuvo noticia cuando un vecino se presentó en el cuartel de la Guardia Civil de Los Palacios a denunciar su sospecha de que en determinado establecimiento se podría estar cometiendo este tipo de fraude.

Según comentó a los agentes el denunciante, con ocasión de preguntar en la tienda el precio por el que le comprarían una pieza de oro que necesitaba vender, observó un desfase "considerable" con referencia al pesado que le dieron en otros establecimientos similares a los que acudió.

Los componentes de Area de Investigación de la Guardia Civil de Los Palacios se hicieron cargo de esclarecer estas sospechas, acudiendo al establecimiento sospechoso e interviniendo la báscula que se utilizaba para el pesaje, así como los últimos contratos realizados. También se entrevistaron con las personas que habían firmado dichos contratos.

Es en el último lote de contratos de joyas de segunda mano compradas en este establecimiento donde los agentes del Instituto Armado encontraron las pruebas del fraude, ya que las piezas aún no habían sido fundidas y pudieron comprobar el peso real de las joyas y compararlo con el que figuraba en los contratos.

De esta manera, la Guardia Civil consiguió comprobar que existían diferencias entre el peso real y el marcado en el contrato en, al menos, ocho casos. En total, se defraudaron aproximadamente 400 euros solamente en esta partida, sin poderse comprobar el fraude en contratos anteriores, ya que las piezas han sido fundidas o enajenadas.

  • 1