viernes, 19 abril 2019
01:26
, última actualización
Deportes

Iriney: "La presión no nos puede bloquear"

Iriney asume sin dudar el reto de regresar a Primera con el Real Betis. "Hijo futbolístico" de Fernando Vázquez, elogia a Tapia y a los capitanes.

el 15 oct 2009 / 19:46 h.

-Tras encadenar tres empates consecutivos y abandonar la plazas de ascenso, ¿hay sensación de crisis en el Betis?

-No, para nada. La plantilla y el club lo tenemos claro. Hay mucho margen de mejora, ya que cuando estemos al 100% vamos a estar arriba, seguro.

-Ante el Real Unión hubo muestras de disconformidad de la grada hacia el equipo, ¿cómo se digiere?

-La afición debe hacer lo que crea oportuno. Es muy respetable que abronque o que aplauda. Con todo, los jugadores buscamos que la gente nos apoye. No siempre hay besitos y flores, y menos en Segunda, que es una categoría dura, muy dura. El aficionado paga el abono para ver espectáculo, no para que el equipo pierda.

-Y Tapia, ¿cómo controla la presión?

-Tapia tiene experiencia en esto y lo sabe hacer fenomenal. Tanto él como el grupo tenemos que centrarnos en el objetivo. No podemos permitir jamás que la presión del exterior nos bloquee. Estamos avanzando gracias a su mentalidad.

-¿Es defensivo y metódico?

-No, para nada. El entrenador tiene las cosas muy claras. ¿Defensivo? Hemos ganado más de un partido por 3-0. No es así; él trabaja muy bien los conceptos. Tiene muy claro qué necesita para ascender a Primera.

-Usted ha sido uno de los fichajes del presente ejercicio, ¿qué ambiente había en el vestuario en el inicio de la pretemporada?

-Sinceramente me sorprendió mucho el ambiente. No había mal rollo, ni muchísimo menos, pese al descenso. Las capitanes, que tienen un trato genial con todos, han ayudado mucho.

-Dos empates consecutivos ante Rayo y Real Unión han multiplicado las dudas, ¿cuál es la sensación del grupo?

-Empatar el domingo ante el Real Unión ha sido un palo muy gordo. Nos ha hecho mucho daño, sobre todo porque no podemos dejarnos empatar cuando tenemos dominado al rival. Es cierto que queremos ganar jugando bien, eso es evidente, pero más que nada vencer.

-¿El ascenso es un reto o una deuda histórica?

-Para mí es un reto con mayúsculas. Yo he venido para jugar con el Betis, que es un grande, en Primera. Todos los que estamos en el club queremos ascender. Esta situación debe ser temporal, y vamos a salir del pozo con trabajo, sacrificio y una gran mentalidad colectiva.

-¿Nota en el ambiente la necesidad de ascender?

-Sí, pero desde que iniciamos el trabajo nos hemos mentalizado para ello.

-Habla de unión y mentalidad de grupo, pero antes del cierre del mercado de fichajes algunos quisieron marcharse

-Uno decide por sí mismo. Yo decidí venir, sabía perfectamente qué me iba a encontrar y qué objetivo iba a asumir. Yo quiero jugar en Primera, como los que se fueron, pero con el Betis. Es cierto que he dado un paso atrás en cuanto a la categoría, pero sé que voy a dar cuatro adelante en este club.

-Los minutos que ha disputado y Tapia son sus principales avales, pero el mediocentro no funciona de forma regular, ¿hay alguna causa?

-Una cosa sí está clara. Aquí eres un día buenísimo y otro malísimo. No hay término medio. Lo que sí es verdad es que no vamos a tirar la toalla por empatar ante el Real Unión

-El principal punto de debilidad es la defensa, ¿es una tarea del grupo o la causa de un planteamiento atrevido?

-Defender es labor de los once jugadores, desde el delantero hasta el portero, pero, pese a lo que se pueda pensar, no se está haciendo mal ahí.

-Su descubridor fue Fernando Vázquez, alguien que no firmó una etapa exitosa en Heliópolis. ¿Le aconsejó algo?

-No, porque hace tiempo que sé de su carrera por la prensa.

-¿Fernando Vázquez o Antonio Tapia?

-He de respetar los intereses del Betis, ¿eh? -sonríe-. Todos los entrenadores te aportan algo, pero Fernando Vázquez fue como un padre para mí. Sin embargo, si estoy en el Betis es gracias a Tapia, que fue el que me llamó y que está a muerte conmigo.

  • 1