sábado, 20 abril 2019
00:46
, última actualización
Economía

Isotrol, un cuarto de siglo del tándem visionario y pragmático

La compañía andaluza del sector TIC repasa su trayectoria y apela a la colaboración entre empresas y con la universidad

el 10 nov 2009 / 22:09 h.

Hace un cuarto de siglo un grupo de amigos ingenieros se puso de acuerdo para, no sin dificultades, crear el germen de lo que es hoy día Isotrol, cuyo nombre ya reflejaba con qué propósitos nacía: ingeniería, software y control.

Ayer, muchos de ellos se reunieron en la isla de Cartuja para recordar esos viejos tiempos en los que dar el paso desde la universidad hacia la empresa era como hacerlo al vacío. Y encima dedicarse a esa actividad estaba "mal visto, casi había que pedir perdón por ello", recordó Joaquín Luque, rector de la Universidad hispalense, y uno de aquellos amigos.

Luque fue uno de los participantes de una mesa redonda que, lejos de abordar la economía y el empleo sostenibles -como rezaba el título- se convirtió en un foro de reflexión de cómo encarar el futuro, salpicado con las vivencias de 25 años atrás.

Lo importante a día de hoy es el "cambio cultural y de mentalidad" experimentados en la universidad y en la sociedad, vinculándose estrechamente con las empresas y caminando en una misma dirección. Y cómo no recordar a los hermanos Calvo Borrego, protagonistas del homenaje de ayer. De José Luis, presidente de Isotrol, Joaquín Luque resaltó su visión estratégica, su papel de "visionario" y bromeó con sus "homilías y reflexiones filosóficas", y de Beltrán, consejero delegado de la compañía, enfatizó su "pragmatismo y su imprescindible gestión del día a día". Un tándem, pues, "entre lo visionario y lo pragmático" que ha dado como resultado Isotrol.

No todos fueron tiempos fáciles, recordó Beltrán Calvo. A años de fuerte crecimiento, sobre todo con la Expo, le siguieron otros donde la empresa apenas logró sobrevivir, relató. Hoy da empleo a 267 personas, más de la mitad titulados superiores, y con 31 años de media de edad.

José Luis Calvo aprovechó su intervención para reivindicar el derecho del empresario a equivocarse y aprender de los fracasos, a escuchar las reflexiones de quienes se han retirado de la primera línea de batalla, pero sobre todo, urgir a una mayor especialización y colaboración entre las empresas y no a alegrarse del mal ajeno. "La complicidad entre Administración, universidad y empresa es fundamental para abordar el futuro", aseveró.

Y, junto a ello, primar los proyectos de inversión que generen riqueza en la región.
El secretario general de la patronal CEA, Antonio Carrillo, el director general de Endesa en Andalucía, Francisco Arteaga, y el director de El Correo de Andalucía, Antonio Hernández-Rodicio, completaron la mesa redonda, moderada por el presidente de Cartuja 93, Isaías Pérez Saldaña, de la que resultaron mensajes coincidentes como la necesidad de abundar en la formación y la educación y la necesidad de despertar el espíritu emprendedor como fórmula para crear actividad y empleo.

Hernández-Rodicio lanzó, además, una reflexión acerca del delicado momento que atraviesan los medios informativos, heridos por la crisis, y en proceso de cambio ante la encrucijada marcada por las nuevas tecnologías e internet.

El consejero de Innovación, Martín Soler, cerró el acto recordando los instrumentos al servicio de las empresas para evitar que la baja productividad y competitividad sigan siendo los grandes enemigos de la economía.

  • 1