sábado, 16 febrero 2019
20:59
, última actualización
Local

Israel rechaza la idea de la ONU de crear un comité investigador

Los activistas del barco irlandés comenzaron ayer a ser repatriados a sus países

el 06 jun 2010 / 19:11 h.

TAGS:

Activistas pro-palestinos queman una bandera israelí cerca de la embajada de EEUU en el Líbano.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha propuesto a Israel que un comité presidido por el ex primer ministro neozelandés Geoffrey Palmer investigue el asalto militar el pasado 31 de mayo al barco Mavi Mármara , de la flotilla humanitaria, en el que murieron nueve turcos, informó ayer la prensa local. El panel contaría con representación israelí, turca y estadounidense, según la iniciativa.


Sin embargo, la propuesta de Ban Ki-moon pronto tuvo respuesta de Israel. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, rechazó la iniciativa de la ONU. "Le he dicho al secretario general de la ONU que la investigación de los hechos debe ser conducida de forma responsable y objetiva, (y) que estamos buscando otras alternativas", declaró Netanyahu en un encuentro con los ministros de su partido Likud en el Gobierno. "No es verdad que haya aceptado su oferta de verificar lo que ocurrió.... Tenemos que tratar este tema con cuidado, a la vez que protegemos los intereses nacionales de Israel y del Ejército", insistió Netanyahu sobre una conversación que tuvo con Ban el sábado por la noche, informaron medios locales.


"En la conversación con Ban le comuniqué toda la información que tenemos sobre la conducta de los miembros del grupo extremista turco (el IHH, organizador de la flotilla) que apoya el terrorismo", agregó Netanyahu. "Le dije -subrayó- que hay que descubrir quien los organizó, quien los financió, quien los equipó y cómo subieron al barco".


El rechazo de Netanyahu a la comisión supone una bofetada a los esfuerzos de Estados Unidos y de la ONU de solucionar la crisis, y a las presiones internacionales para que Israel levante el bloqueo a la franja palestina. Con esta postura, el primer ministro israelí respalda la de su ministro de Defensa, Ehud Barak, quien se mostró partidario de no dejar que sus soldados sean investigados por una comisión internacional.


Las otras propuestas que baraja Netanyahu son del formato de la comisión que investigó la Guerra del Líbano de 2006, encabezada por el juez Eliyahu Winograd, y que en principio no contaría con el apoyo de Turquía ni de la comunidad internacional.
Mientras, el sábado, los soldados israelíes abordaron, esta vez sin incidentes, otra embarcación de la flotilla humanitaria para romper el bloqueo a Gaza, la irlandesa Rachel Corrie, que se había quedado retrasada. Sus 19 integrantes comenzaron ayer a ser deportados a sus países de origen, tras haber aceptado la repatriación voluntaria, informó a Efe el Ministerio israelí de Interior. Siete activistas, un cubano y seis malasios del barco irlandés llegaron ayer a Jordania.


La comunidad internacional pidió de forma unánime al Estado judío que investigue las circunstancias de su abordaje en aguas internacionales de uno de los barcos de la Flotilla de la Libertad, una expedición cargada de ayuda humanitaria y con unas 750 personas a bordo.


Sin embargo, Israel asegura que sus soldados se vieron obligados a abrir fuego para salvar sus vidas de la "extremadamente violenta" reacción de los activistas que iban en los barcos.

  • 1