lunes, 18 febrero 2019
20:11
, última actualización
Deportes

Jiménez: "Conmigo eran excusas, ahora son desgracias"

el 18 may 2010 / 18:39 h.

-¿Estará en el Camp Nou?
-Casi seguro. 
-¿Le han invitado?
-Sí, el presidente en nombre del club me ha invitado a que asista a la final en el Camp Nou, aunque decidiré a última hora.
-Pero le gustará estar allí...
-Por un lado me apetece, y por otro no.
-En realidad usted tiene mucha culpa en que el Sevilla esté en la final, es un poco suya.
-El Sevilla está en una final gracias a que se ha hecho un gran trabajo en el que he participado, y ahora que la disfruten los sevillistas y si es posible, que levantemos el título.
-Y si eso sucede, ¿cómo lo va a celebrar?
-Si gana lo voy a celebrar con mi gente.
-Pero sentirá algo especial, tiene su gran cuota de responsabilidad.
-Si el Sevilla es campeón me llenará de orgullo y satisfacción, porque he contribuido a una alegría que es del sevillismo, que puede disfrutar de una nueva final y en ese caso de un título, y todo eso gracias a un trabajo bien hecho que lo ha posibilitado, en el que yo he participado.
-¿Había soñado muchas veces con  estar en el banquillo en este partido dirigiendo al Sevilla?
-Claro que he soñado con dirigir al Sevilla en una final, y antes también soñé con dirigirlo en un partido. Por eso he estado trabajando diez años por el club. Formando jugadores, logrando un quinto puesto, un tercer puesto, teniendo al Sevilla a dos puntos de la Liga de Campeones, con 45 puntos, y en una final. Con eso me quedo.
-¿Son duros estos días para usted?
-Estos días los estoy viviendo con el entusiasmo de cualquier sevillista. Tengo superado lo de mi destitución. Respeto la decisión que tomó el club. Y el año que viene me sacaré mi abono y estaré con mi equipo desde la grada.
-Si no está entrenando a otro equipo, claro.
-Hay cosas para el futuro, pero habrá que llegar a un acuerdo y todavía es pronto.
-¿El Getafe?
-Mi encuentro con Ángel Torres, presidente del Getafe, fue casual. Además, allí hay un compañero en el banquillo y no voy a hablar porque sería una falta de respeto.
-Volvamos al Sevilla. Vaya alegría el gol de Rodri...
-Me satisface que se haya cumplido el objetivo de la Liga de Campeones. Desde el principio de la temporada había mucha presión para lograrlo, pero parece que las aguas se han calmado después. Además el gol fue marcado por un canterano, Rodri, que ya debutó conmigo esta temporada. Un canterano más, como Perotti, que nos dio otro gol de Champions el año pasado, y al que también sacamos de la cantera, o como el gol de Antonio Puerta al Schalke. Son goles especiales, y de gente que hemos sacado de la cantera.
-¿Cuánta responsabilidad tiene usted en la consecución del objetivo, de la clasificación para la Liga de Campeones?
-La Champions y la final de la Copa son para los aficionados, pero yo me siento orgulloso de mi labor, y el cuarto puesto engrandece mi trabajo. Igual que si el Sevilla es campeón, engrandecerá mi trabajo en la Copa, en la que hicimos un gran papel eliminando a equipos como el Barcelona
-Vaya faena la lesión de Luis Fabiano, que se une a otras...
-Son desgracias. Lo que en mi época eran excusas, hoy son desgracias, y son desgracias, ahora y antes.
-¿Demasiadas bajas para afrontar la final con garantías?
-Hay bajas, y muy buenos futbolistas, y Kanouté está en un gran momento de forma.
-¿Cree que hay menos crispación en el Sevilla desde que usted se fue?
-El equipo se ha descargado de presión y así es más fácil trabajar.

  • 1