viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Deportes

Joan Sastre: "Sólo he jugado de local en San Pablo, me voy a sentir raro"

El balear fue parte inicial de aquella filosofía del club que apostaba por formar a jóvenes talentos. Las lesiones no le permitieron dar su máximo y ha comenzado con éxito una nueva etapa.

el 07 nov 2014 / 10:24 h.

joan sastre-efe_opt Sastre, durante un partido con su actual equipo, el CAI Zaragoza. Foto: EFE. Joan Sastre ha disputado 119 de sus 124 partidos en la Liga Endesa ACB con la camiseta del CB Sevilla, club que le fichó en junio de 2009 como rampa de salida de una nueva filosofía que el club del San Pablo quería implantar, atrayendo a  jóvenes talentos, españoles y extranjeros, a los que formar para convertirlos en parte importante de la estructura del primer equipo. Llegó con 17 años junto a Tomas Satoransky, y con él debutó de la mano de Joan Plaza, no en San Pablo, sino en el velódromo de Dos Hermanas, ante el Real Madrid el 10 de octubre de ese mismo año. Llegó a convertirse en capitán del equipo, un jugador querido como un cajista más. Sus problemas en la espalda le impidieron ofrecer en San Pablo el rendimiento que sin duda está capacitado para dar, como aquella exhibición en el Europeo Sub 20 de Bilbao, donde se colgó la medalla de oro. Porque Sevilla es su casa. Va a ser un partido muy especial. Es la primera vez que voy de visitante a San Pablo, siempre he jugado de local y se me va a hacer raro. Realmente no se qué voy a sentir; me he sentido muy querido allí por la afición y he tenido la suerte estos años de tener grandes compañeros, de conocer buenas personas. Sevilla es mi casa, siempre lo será. Ha sido una etapa muy importante en mi vida, donde he crecido como jugador y como persona. Ya dijo que le hubiese gustado renovar. Hubiese estado encantado, estaba muy a gusto en Sevilla, en la ciudad y en el club, pero en la vida del deportista profesional un día estás aquí y otro allí, en el CAI me ofrecieron esta oportunidad y no me lo pensé. Las referencias que tenía del club eran muy buenas y me han acogido muy bien. Formó parte de la desconfiguración de un equipo, el del año pasado, que enganchó a la gente como no se recordaba. Fue un buen año, sin duda, para los jugadores, para la afición, fue una pena que no se pudiera mantener ese bloque, porque si las cosas iban bien se deberían haber mantenido, a los jugadores, al entrenador... Es verdad que no se puede decir al cien por cien que las cosas hubiesen sido diferentes ahora con la continuidad del equipo, pero está claro que había posibilidades de que fuera bien. El club decidió otra opción y no hay más. El baloncesto profesional es así. Habrá visto partidos de sus ex esta temporada... Los de Bilbao y Nancy. Empezaron muy mal en el primer cuarto, no se por qué. No estoy dentro y no puedo saber qué ocurre, pero sí que son jugadores con mucho talento, he entrenado con ellos y sé de lo que son capaces. Con tiempo seguro que acabará siendo un buen equipo. Usted vivió una situación parecida en Sevilla. ¿Cómo lo recuerda y cuáles fueron las claves para salir de ella? El primer año de Aíto también empezamos de una forma parecida. No conseguíamos ganar aunque el trabajo en los entrenamientos era bueno. Seguimos confiando en Aíto y en lo que hacíamos. Un buen vestuario claro que es clave. Es lo más importante. No sé cómo estarán dentro pero en los años que he estado en Sevilla he tenido la suerte de tener grandes compañeros. Hablé con Willy Hernangómez cuando fiché por Zaragoza, me llamó para felicitarme, pero una vez comenzada la liga no hemos vuelto a hablar. Realmente no se lo que ocurre dentro. El del domingo va a ser un partido realmente difícil para Baloncesto Sevilla, por su situación y por el rival. Juegas con demasiada presión en esas circunstancias, quieres hacerlo bien pero con un 0-5 vas con tensión. Y si ya de por sí jugar un partido en la ACB es difícil, en este caso más. Desde fuera es difícil saber qué ocurre, pero es evidente que tienen muchos jugadores nuevos, el entrenador es nuevo, el club lo es, y no tienen la experiencia en la liga. Se necesita tiempo para que se conozcan entre ellos, que conozcan la liga, y que hayan empezado mal es casi lo normal.

  • 1