miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Local

Karzai baraja liberar a presos talibanes para allanar el diálogo

Un comité decidirá sobre los detenidos sin pruebas criminales sólidas

el 06 jun 2010 / 19:30 h.

TAGS:

El presidente afgano, Hamid Karzai.

En un gesto para facilitar el diálogo con el movimiento talibán, el presidente afgano, Hamid Karzai, ordenó ayer revisar los casos de los prisioneros insurgentes y se comprometió a liberar a los detenidos sin pruebas criminales sólidas. Karzai anunció la creación de un comité dirigido por el Ministerio de Justicia y con representación del Tribunal Supremo, la Fiscalía, la Comisión de Paz y Reconciliación y el equipo legal de Presidencia, según un comunicado oficial.


El panel revisará los casos de los prisioneros que han sido encarcelados "por su conexión con la oposición armada" y deberá elaborar una lista con todos aquellos detenidos susceptibles de ser liberados. "Como gesto de buena voluntad, el Gobierno de Afganistán debe actuar de forma inmediata y firme para liberar a varias personas detenidas en base a información imprecisa o acusaciones sin corroborar", reza el decreto. El presidente enmarcó la iniciativa en un esfuerzo por aplicar "las recomendaciones hechas por la histórica Jirga (asamblea) de paz", convocada por él mismo y que se reunió en Kabul entre el 2 y 4 de junio con la ausencia de las cabezas visibles de la oposición.


Uno de los 16 puntos incluidos en la declaración final de la Jirga era precisamente la liberación de prisioneros, aunque lo dispuesto en el decreto presidencial y la postura que adopte Washington al respecto hace difícil aventurar a cuántas personas podría beneficiar.

Sobre el papel, la cárcel donde hay mayor número de presos, la de Bagram, está gestionada por el Ejército de EEUU y las autoridades afganas, pese a que en enero el Gobierno de Karzai anunció que había llegado a un acuerdo para que en unos meses la gestión pasara a ser por completo afgana, algo aún pendiente. Horas antes de que se diera a conocer a la prensa el decreto de Karzai, un portavoz del movimiento talibán, Zabiullah Mujahid, admitió por teléfono a Efe que "algunos" puntos de los propuestos por la asamblea, en particular las excarcelaciones, son "aceptables" para la insurgencia.


"Si el Gobierno realmente da un paso adelante y aplica la decisión de la Jirga, entonces podemos pensar en hablar sobre la paz", resumió el portavoz en una de las primeras muestras públicas de disposición al diálogo.


Sin embargo, Mujahid se mostró "no demasiado optimista" sobre el proceso, ya que la asamblea no discutió "la retirada de las fuerzas extranjeras de Afganistán", condición sine que non para que los insurgentes se avengan a iniciar las conversaciones. Pese a dar la bienvenida a algunas de sus ideas, los talibanes habían tachado de "propaganda" la asamblea, lanzaron dos cohetes contra la carpa habilitada para la reunión y organizaron un asalto suicida que fue abortado por las fuerzas de seguridad.


Pero pudo haber sido peor. El portavoz del Ministerio de Interior, Zemarai Bashary, informó ayer del arresto de 15 talibanes que se habían dividido en tres comandos para asaltar la Jirga y dijo que localizaron 700 cohetes que los integristas presuntamente iban a usar para atacar la reunión. Uno de los talibanes fue detenido dentro de la tienda donde fueron las deliberaciones.

  • 1